sábado, 28 de marzo de 2009

Victor I II - Mujeres en apuros, putas peligrosas

Solicitar la ayuda de un caballero cuando la dama está en apuros es algo que tiene un acerbo histórco y novelesco. El héroe que rescata a la desvalida mujer es una figura archirepetida a lo largo de la Historia y estas jovencitas osadas e imprudentes no hicieron otra cosa que atender a su código genético. Cuando las cosas se complican toda su independencia, toda su autonomía del "yo misma conmigo y mis amigas", todos sus lemas y estandartes aprendidos en Sexo en N.Y o Allie Mcbeal ceden su turno al primitivo chillido en busca de auxilio.

La mujer moderna y autosuficiente, la que de llegar al poder crearía un mundo mejor, sin guerra, sin hambre y sin enfermedades, cambia de careta y recurre a sus viejas regalías. Lo quieren todo: ser astronautas y que el hombre pague la cena, dirigir una empresa y que las cedan el paso. Son clásicas y femeninas cuando resulta incómoda la igualdad (entonces reclaman un hombre de verdad, un "macho") pero dan un paso al frente cuando suena la bolsa de las monedas y los flashes dibujan un luminoso camino.

A los antiguos privilegios, que como ya he dicho no han renunciado en aras de su femineidad, suman el hiperbolico subsidio en el que viven desde sus primeros años. Cualquier mujer que no supere los 30 lleva oyendo música celestial a lo largo de su vida. Sus oidos rebosan de susurros deliciosos "eres especial, eres más inteligente, eres mas sensible, puedes hacerlo mejor que ellos.." y así interminablemente durante años y años con el soporte material de la mayor red de prebendas entregandas en la historia. Jamas ningun grupo social había vivido bajo unl paragüas protector tan gigantesco como el desplegado en honor de la "superwoman".

Nunca anteriormente el aparato estatal y la propia sociedad habia creado una red de apoyo tan ciclopea como la que favorece hoy en dia a la mujer: el Ministerio de la Mujer, el Instituto de la mujer, planes de empleo en favor de la mujer, cursos de formacion para mujeres, cupos para mujeres en determinadas profesiones, vagones de metro solo para mujeres; por no hablar de toda la industria del ocio que las coronado como las nueva Sisi: gimnasios femeninos, clubs femeninos, playas solo para mujers, spas femeninos, comida para mujeres...la repapolla.

Antiguamente se manejaban con su coño y su astucia natural. Sabian que tenían un tesoro entre las piernas y una inteligencia para la supervivencia. No eran creativas pero eran prácticas y cuando se juega en desventaja y el entorno es hóstil, esto es oro puro. Hoy en día caminan bajo palio y sobre una alfombra de falos cercenados. Los antiguos emperadores colocaban un esclavo a su lado mientras recibían los vitores de las multitudes tras las vicotorias para que les retuvieran en la tierra con una simple frase que les repetian con insistencia: "recuerda que eres mortal". ¿Quien le pone el cascabel al gato? ¿Quien las dice a las mujeres que la vida no es un cuento de hadas donde ellas son las princesas? ¿Hay alguna posibilidad de cuestionar el subvencionado universo femenino sin que la progresía rampante te marque con el oprobio del "cavernicola machista", del "hombre inseguro y asustado ante la nueva y segura de si misma mujer"?

Victor I I - Supervivientes profesionales

"Ya no la quiero, es cierto
pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor,
y tan largo el olvido"

Tan sólo es una tristeza tibia, desganada, inofensiva. Una indignación leve y domesticada, pura dejadez sin motivo ni razón. Tan sólo un ligera decepción, un desencanto liviano e infantil por lo que pensé que había sido y lo que sospeché que fue en realidad. Ahora ella ha vuelto con su ex-marido, que está en otro pais, en otro continente a una distancia imposible de este lugar, mirando desde lo alto de un rascacielos, detrás de la puerta de un despacho, un mundo alfombrado y dispuesto para él. Seguramente ella abraza su cintura, apoya la cabeza en su hombro, mira hacia el suelo satisfecha y piensa que ha hecho lo correcto. Asi lo espero yo tambien.

Ya no la quiero, es cierto, pero la quise, la quise de una pieza, inalterable, granítico, inamovible. Todo estaba en contra, todo era ridículo y novelesco, pero la quise; entregado, sin dobleces, sin un plan escape o una justificación. Nada tenía sentido, no íbamos a ninguna parte, pero el camino estuvo bien y volvería a recorrerlo con ella. Me gustó quererla y me gustó pensar que ella tambien jugó con las mismas cartas, sin comodines en el bolsillo por si necesitaba hacer saltar la banca.

Gracias al eterno rastro que uno siempre va dejando en internet he sabido que ha vuelto con su ex-marido. He visto su album de fotos, a su hijo Quique, que se habrá olvidado ya de las galletas de chocolate que una noche de delirio le robé y ahora solo tendrá el apetito dispuesto para los coñitos virginales de las "chavas" de su escuela superior. Los tres sonrien en las fotos, los tres son felices de que las cosas salieran como tenían que salir, sin importarles el rodeo de pollas que ella dio, olvidando las emboscasdas y meretrices del caballero.

Todo ha salido perfecto, "la vida soñada" que ella siempre quiso. La vida es mágica cuando una revelación se te posa en la cabeza y comprendes que nunca dejaste de quererle, que él siempre el hombre de tu vida, que todo lo demás no fueron más que arena sobre un cristal, tan fácil de borrar con un simple soplido.

Ellas siempre ganan. No importa que las veas rebozadas de barro y excrementos. "Es muy bueno para la piel", te dirán orgullosas, ufanas, extáticas. No futuro negro para la superviviente profesional.

Neutral Malvado IV - Ellas y el fracaso (añadiendo a Wetamir XIII)

Ellas no fracasan nunca. Nunca. No olvidéis que las mujeres son expertas en autoengaños y tergiversaciones, de manera que nunca reconocerán -ni siquiera a ellas mismas- que se han casado con un feo micropénico porque no pueden optar a nada mejor, sino que antes se montarán la película de que es un feo atractivo, de que no les importa el físico, de que nunca estuvieron enamoradas de su ex, de que con los machos alfa de discoteca sólo era sexo, de que ellas estaban perdidas hasta que conocieron al macho proveedor de recursos, y un largo etcétera de autoengaños y justificaciones tan inherentes a la mentalidad femenina.

La percepción del mundo muy masculina (la lucha, la competitividad, la excelencia, la coherencia) que no tiene nada que ver, por mucho que os empeñéis, con la mentalidad femenina. Olvidáis que la mujer es un ser tan tremendamente sobreadaptado, tan asquerosamente pasivo, tan mezquinamente reactivo, tan horriblemente amorfo, que se adapta como la plastilina a las circunstancias del presente, tergiversando el pasado ("Yo no estaba enamorada de mi ex, era sólo sexo"), el presente ("A mí el físico no me importa" -para justificar que se ha casado con un ingeniero calvo y feo-), y el futuro ("Él nunca me pondría los cuernos"). Es decir, todo un arsenal de falacias que se les hace indispensable para crear un clima de seguridad que prepare el terreno para la ejecución del programa reproductivo.

Pero insisto en que ellas no se amargan, porque para amargarse hay que percibir el mundo con objetividad (cosa de la que son incapaces); no se arrepienten, porque para arrepentirse hay que repasar la vida propia con honestidad (imposible en ellas); no fracasan, porque para fracasar hay que haberse puesto metas importantes (nada de metas, sólo adoptan una actitud pasiva esperando la llegada del macho solucionador); ni reconocen que se casan con el feo descartado por otras (porque son incapaces de distinguir la ética de la estética, o la persona del estatus social, hasta el punto de que "el guapo no es tan guapo, sino que tiene una personalidad fascinante", mientras que "el feo es guapo por dentro y yo no soy una superficial", o "el famoso otrora feo ahora es muy guapo porque sale por la tele" (el efecto Adrien Brody)).

En fin, que esta diatriba no va a causarle ni siquiera un rasguño al sólido edificio femenino de falsedades, autoengaños y sobreadaptación al medio. Son amorfas. Es como si un boxeador se empeñara en darle una lección a un bote de blandibloo.

jueves, 26 de marzo de 2009

Diezepam I - Las dos tetas...

Hace ya unos años creía en esto de encontrar a tu chica ideal y que el mundo estaba lleno de mujeres maravillosas que buscaban un hombre que las quisiera y les diese sus mimitos. También pensaba por supuesto que aunque el físico era algo importante, la personalidad podría suplir en buena medida estos efectos, ya que una mujer lista y responsable valía mucho más que una que estuviese buena. Sin embargo trás varias experiencias me fui dando cuenta de lo equivocado que estaba. Me di cuenta de que la mayoría de tías que conocia ( más las que no conocia pero sus actos me llegaban por oidos de mis colegas o leo en este mismo foro ) eran unas pedazo de hijas de puta caprichosas que se dedicaban a juguetear con los hombres y luego dejarlos tirados cuando encontraban un nuevo juguetito bastante más bonito y molón que el anterior. Además muchas de las que aparentaban ser unos angelitos que no habían roto un plato luego eran mucho más cabronas, hijas de puta y zorras que las que iban de " liberales " y eran tildadas de guarras por ellas mismas ( claro que las santitas siempre tenían justificaciones del tipo "es que iba borracha", "tuve una nochecita loca" y demás bobadas ). Por eso yo desde hace un tiempo me fijo en una cualidad con la que es muy díficil que me engañen el físico que si que una mujer puede usar rellenos, maquillajes y demás, pero una mujer fea lo tiene díficil de disimular y una vez vistas en la playa o en pelotas el engaño desaparece, cosa que no pasa con la personalidad hasta que te pegan una puñalada por la espalda. Ojo que he conocido a mujeres que eran una maravilla de personas y a tíos que son verdaderos hijos de puta, pero nose porque en el mundo femenino encuentro a muchas más hijas de puta que en el masculino. Y este es el motivo por el que si una tía no me entra por los ojos no me liaría casi nunca con ella.

Wetamir XVI - La cara del mal



Tras ese rostro, frágil, fino, enfermizo incluso se llega a ver un futuro sin sufrimiento, porque, ¿cómo te va a hacer daño con esa carita? grave error.
Asocias la belleza mas exuberante con una crueldad derivada de un ego desmedido, buscas estímulos estéticos alternativos y ahí es donde empiezas a apreciar lo que transmite ese rostro: Vulnerabilidad.

-"No iré a por la modelo portada de la Man, que además de ser una puta, es zafia, vulgar y acabará jodiéndome, iré a por su amiga acomplejada, cuyo ego eclipsado y disminuido la habrá llevado a cultivarse y seguro que es todo un tesoro de virtudes esperando a ser descubierto." MAL

¿Sabes que hay detras de esos ojos de pajarito? Hay una mujer resentida por el tiempo perdido, hay una mujer que exije una compensación, hay una mentalidad torcida que sueña con el poder que no ha podido ejercer y que ha visto emplear a las zorras de sus amigas.
Ella se siente menos y cuando tenga dominio sobre tus huevos lo empleará sin responsabilidad ni autocontrol.

Ella se mola, mucho. Ahí la tienes sacándose una foto, admirando su rostro, contemplando y analizando sus rasgos y estudiando cómo potenciarlos. No deja de ser otra mas, una frívola enamorada de su reflejo, otro ego enorme pero oculto, esperando el momento para decirte: -"Porque yo lo valgo".

No digo que no te la folles y le hagas un mortadelo, pero no cometas el error de pensar que es distinta por una foto, no seas ligero a la hora de juzgarlas, pues PUTAS son TODAS.

Mañana abrirás una puerta y te la encontrarás con la boca llena de pollas, y seguro que podrá explicártelo de manera que la culpa sea toda tuya.
Ella será una víctima, una pasiva heroina romántica, asediada por impetuosos machos que la confunden y la follan aprovechando su aturdimiento.

Wetamir XV - Extremos gilipollas

Estaba pensando... con lo malo que es eso de pensar que todos lo sabemos...

Pensaba en que las mujeres no tienen criterio moral, no pueden ser objetivas en cuestiones de juicios sobre un tema, realmente les tira de un pié.
Son tan inimaginablemente hormonales y viscerales en su misión, están tan obcecadas en sus objetivos que lo que no entra en su reducido campo de visión y margen de beneficio les resulta imperceptible.

Pensaba en lo atractivas que les resultan a las mujeres las personalidades extremas, y al mismo tiempo en la irracionalidad de los mecanismos que tienen que ver con el flujo de sus potorros.
La mujer oye pero no escucha, una personalidad extrema, un tipo extremadamente "lo que sea" llama su atención. Lo que me resulta curioso es que da igual tanto si el tipo es un medallista olímpico como un neonazi fanático.
Para ellas ver a un tio que es llamativo, que parece entregado a algo, que es primario, impetuoso, apasionado, es ver a un macho ejecutando una llamada a la procreación.
Todo esto viene de que toda mujer piensa que TODO lo que hacen los hombres son subterfugios para seducirla, egocentrismo de princesita. Este hace un puente, aquel hace barcos, ese estudia setas... da igual, para ellas toda acción tiene que ver con ellas y el acceso a su vulva.

Pienso en Hitler y la cantidad de coños arios que chorreaban cuando le veían extasiado en alguna congregación de masas. Hitler no era atractivo, pero tenía poder, una filosofía extrema y derrochaba pasión en sus discursos con una oratoria brutal. En pleno desvarío nacional socialista, no me cabe duda de que cientos de mujeres nazis se follarían a Hitler con auténtica lujuria, pensando que aquel señor se subía al escenario y berreaba aquello de matar judíos para llamar su atención, para ser el mas guay.

Un tio extremo, en cualquier sentido, siempre va a tener mas putas detrás de su llamativa estela que cualquier comedido, prudente y moderado racional, que en términos femeninos sería calificado de "gris", "medianía", "sin sangre", "centro-chut", desustanciao, beta, beta, beta...
así que "El Rulas", pastillero del exrarradio con los altavoces mas grandes que su coche tuneado, campeón del parking del Mercadona, que ya tuerce la boca de tanto que se ha metido, que se jacta de haberle partido los dientes a algún moro y que lleva su apodo tatuado en el cuello es, desde la perspectiva de toda mujer, mas atractivo que cualquier otro tipo de la zona que no haga nada para llamar la atención y chanar tanto como "El Rulas".

Porque da igual la base ideológica y de carácter, importan poco afiliaciones y prejuicios, para una tia el campeón es el que llama su atención, da igual si es ganando medallas o matando negros, haga lo que haga "lo hace por ella" para impresionarla.
Si el tipo destaca en el teatro social, ella destacará al estar con él.

Están como putas cabras, y a la hora de justificarse... joder, defenderían a Stalin si estuviesen saliendo con él. Justificarían las mayores animaladas. Su palabra no vale nada.

miércoles, 11 de marzo de 2009

Wetamir XIV - Circo de carne

No soporto salir por ahí, solo extraigo lecturas negativas de que todo es mierda.

Voy con unos colegas, quedamos en una plaza, al llegar allí veo que junto a mas colegas hay acopladas dos chicas. Mal empezamos.

Ya por llegar tarde uno se pone a echar broncas y, por supuesto, como hay tias mirando la escena, mis colegas comienzan a comportarse como gilipollas en vez de como buenos amigos que son y han sido siempre.
Al discutir ninguno se arruga, todos tratan de imponerse y quedar bien, como idiotas. El hambre que arrastran tampoco ayuda.

Las chicas solo hablan entre ellas, pero las atenciones que disfrutan les lleva a regalar alguna sonrisa de vez en cuando, vamos, oro puro.

llegamos a una plaza donde todo el mundo está de botellón. la gente se arremolina en manadas, formando bunkers, dando la espalda en cerrados círculos desde los que echar miradas furtivas a otros bastiones de intimidad.

Se supone que todo esto es un mercado de la carne, un teatro que se presta a una ceremonia de cortejo. Es vulgar, deprimente, pueril, sucio, la pista central de un circo de apetitos insatisfechos y egos en conflicto.

Los paseitos de unas luciendo sus trapos, las ganas de llamar la atención de otros, la evidente frustración de quienes ya se han emborrachado y destrozan mobiliario urbano conscientes de que nadie les quiere.

Ellas vestidas como putas orgullosas, ellos comportándose como simios.

No hay conversación, no hay diversión, no hay nada. Podríamos estar hablando de mil cosas, pero como hay dos chochos delante todo se vuelve tensión y poses. Me tarda el momento de irme de allí.

Voy a mear a un callejón, allí veo a dos entes mínimamente conscientes, una puta orgullosa porque un simio accede a que le haga una paja cerca de una obra en donde todo huele a meadas.



Ella gira la cabeza por si les ven, pero sigue muy digna porque se siente una triunfadora al haber encontrado una polla en todo aquel circo. Él sonríe triunfante ante la escena de sumisión.

Su comportamiento es compulsivo, pragmático. Querían ganar y una triste paja en un callejón les parece ser mejor que los demás.

Vuelvo al bunker, veo a mis colegas convertidos en hamijos, rodean a las chicas, escuchan sus discursos vacíos y ligeros, asienten con la cabeza.
El par de princesitas llaman la atención de mas y mas hamijos. Sonríen ciegas de poder ante la atenta mirada de la jauría varones hambrientos.
Ellas no quieren nada con ninguno de ellos, solo quieren sentirse deseadas.

Otro dia desperdiciado. Podrían haber ocurrido un millón de cosas mas importantes, pero no pasa nada. Todo es sencillamente triste y cotidiano.

Personas que buscan alimentarse de otras personas. No hay mada mas en el mundo, existimos para parasitarnos unos a otros y luego morir.

Wetamir XIII - Pintandolo negro

Estaba dándole al tarro, pensando cosas bonitas...

Me estaba fijando en la generación a la que pertenecemos, en las edades en que estamos, en este periodo de emparejamiento y procreación, en toda la transición de ser una persona con posibilidades a ser una persona ya encajada en una vida definida.

Y veo que salís perdiendo, putas.

Porque vosotras, campeonas, buscais al mejor, al macho alfa, al que destaca, al mejor de entre todos. Y según van pasando los años buscais al mejor de entre 1000, al mejor de entre 100, al mejor de entre 10, 5, 3...

Las cualidades del hombre ideal, las exigencias en la búsqueda de dicha presa van en vuestra contra, putas. Porque el hombre perfecto que buscais ha de ser deseado por todas, con lo cual hay mas posibilidades de que jamás llegueis ni siquiera a verlo, también ha de ser fiel, con lo que, aunque encontreis al alfa, ya estará pillado. También ha de ser resuelto y tener éxito social y económico, con lo que se distanciará cada vez mas de vuestros círculos masivos para pertenecer cada vez mas a un marco selecto y exclusivista.

Así que estais jodidas, jodidas de verdad. Porque si ya rondais cierta post-adolescencia deberíais haceros a la idea de que vuestro presente será el resto de vuestra puta vida y nada irá a mejor. Vuestro dinero no crecerá, vuestra belleza se perderá y el tipo con el que esteis será el tipo al que tendreis que aguantar para siempre y, admitidlo, él no es vuestra primera elección.

Y si ya, para colmo de males, estás sola, puta, entonces ya vas de culo, porque lo que queda es la broza, es lo que ninguna quiso.
Los que quedamos somos una pandilla de fracasados resentidos y con ganas de revancha, tios que no van a dar ni un paso por vosotras, que os darán mala vida y que vomitarán toda su frustración sobre vuestra espalda cada vez que tengan ocasión.

A un tio le vale cualquier tia que pase una criba mínima, pero a vosotras solo os vale lo mejor. Pero los campeones ya están pillados, ya no quedan, para vosotras queda el resto: esa legión de tios realmente pirados y jodidos de la cabeza que culpan a todo el mundo de lo chungos que son.

Imaginad por un momento la prole que vais a tener con un tipo de estos, la manera en que esos padres van a educar a vuestra carne. Educados en la defensa, la desconfianza, la distancia... niños de ocho años que no os contarán nada y torcerán la cara con desaprobación al veros, putas.

Qué negro lo teneis, campeonas, menuda mierda de vida os queda por sufrir. Maquilladlo todo lo que querais, pero lo cierto es que jamás obtendreis el nivel de vida que deseais.

martes, 10 de marzo de 2009

Cosecha de posts I - Lerda ataca lector recepciona

AnónimA dijo...

vale,
Y la guerra, la violencia, la lujuria primitiva, la agresividad, la competitividad hasta la muerte, la sed de sangre...¿de quien proviene?
ah, sí, claro, de esos no, como son almas cándidas, espíritus purus, ya...


AnónimO dijo...

A ver:

La querra: salbajada imperdonable pero a veces (sólo a veces) necesaria en aras de la supervivencia del grupo, creada por mujeres que con un sólo lloriqueo y una debilidad fingida ya son capaces de manipular cualquier instinto protector masculino y llevar a los hombres a una muerte segura para que ellas estén protegidas y consigan botines de guerra y esclavos, según las culturas.

La violencia: Tres cuartas de lo mismo. ¿Qué puede llevar al varón a sustituir su compañerismo y camaradería por un instinto violento si no una mujer malmetiendo para mojar las bragas con un malote? Y dicho sea de paso, la violencia femenina es, sin ser provocada por la coacción, mucho más frecuente, cruel, sádica, dañina, variada, injustificada, gratuita y sobre todo, sibilina.

La lujuria: Por favor, qué facil. "Sois todas unas putas" no es algo que se diga gratuitamente. Por sexo, el hombre paga y la mujer cobra. ¿A quién le conviene promover la lujuria?

La agresividad: Vease "La Guerra" y "La Violencia" ¿Repetir palabras casi sinónimas tiene algún motivo aparte del de hacer bulto y causar así más impresión?

La competitividad: Una gran virtud que conlleva un fortalecimiento del grupo al promover que todos mejoren y construyan el mundo los más aptos. Llevada "a la muerte" sin duda es excesiva, pero no frecuente. Y no compares la sana competitividad entre hombres en deportes, trabajo y demás con la saña y la envidia que se traen las féminas por cualquier estupidez, como cuando compiten por el mismo hombre. Y sí, ya sé que hay excepciones, pero hablando en general quedémonos con la mayoría representativa y no con las minorías que más convienen.

La sed de sangre: ¡¿WTF?! ¿De donde sale eso? Psicópatas hay bien poquitos afortunadamente, y los hay de ambos sexos, aunque parezca que no ya que las mujeres actúan indirectamente.

Vaya, que fácil es tirar de manidos estereotipos infundados o tergiversados, ¿eh?

Y que conste que ningún hombre se endiosa, aunque a muchos motivos no les falte. Todo el mundo puede cometer errores, hacer daño, destruir... pero al menos en general los hombres lo intentan evitar por ética y moral, sentido de grupo etc; las mujeres no suelen al saberse capaces de poder echarle la culpa a los demás.


AnónimA dijo...

Si, claro, por eso las principales masacres de la historia de la humanidad la han ordenado las mujeres, qué malas, sí.

Ah, no, espera, que Hitler, Mussolini, Bokassa, Pol Pot, Genghis Khan, Pinochet,Vlad Tempes, eran...eran Hombres¡¡ese género todo nobleza y templanza, todo raciocinio y lógica¡¡


AnónimO dijo...

Los hombres no son entes perfectos, nadie lo piensa, sencillamente no han causado tanta destrucción como se nos quiere hacer creer ya que cuando se trata de eso no es raro que "detrás de un gran hombre haya una gran mujer". Es sólo que hay que tener presentes las dos caras de la misma moneda.

Ya que pones esos ejemplos sí, muchos dictadores y tiranos masculinos ha dado la historia, pero así mismo ha habido siempre por cada uno de esos despojos masculinos toda una horda de hombres que les ha plantado cara. También muchas dictadoras y tiranas ha dado la historia, pero ellas actuando desde las sombras, manipulando, sabiendo que dado que así no las pillaban y si lo hacían el hecho de ser mujeres las garantizaba un castigo mucho menor no tenían por qué tener tantos reparos en ensañarse y ser todo lo retorcidas y despiadadas que quisieran. Y contra esas, la actitud de las demás mujeres no ha sido de oposición, sino de apoyo muchas veces. El que el mundo actual esté hecho expresamente para las mujeres mientras se hace lo imposible para atar al varón dandole 50.000 patadas al sentido común y a la Declaración de los Derechos Humanos mientras que todo el mundo lo aplaude es un buen ejemplo.

Yo también podría dar ejemplos, pero he encontrado un sitio en el que ya hay una buena colección:

http://www.absurdistan.eu/princesas.htm

Y en todo caso Hitler era UN hombre, Mussolini era UN hombre,Pinochet y los demás lo mismo. Hoy en día rara es la mujer en la que no hay actitudes propias de un dictador.

http://www.clt.astate.edu/wnarey/Honors%20Seminars_files/America%20Between%20the%20Wars/America%20Between%20the%20Wars%20Pix/Woman%20of%20Britain%20say%20GO!%20E.V.%20Kealey,%201915.jpg

Wetamir XII - Que se acuerden

Os invito a ver la escena como una tercera persona, intentadlo.

Un tio y una tia sentados en una mesa de una cafetería, por ejemplo.
El tio hablando, sacando temas, intentando ser gracioso, elocuente, constantemente llevando la conversación.
La tia callada, mirándolo de arriba a abajo, juzgando. El tio dice algo, la tia tuerce el gesto, el tio saca otro tema, la tia contesta con un monosílabo, el tio comenta una anécdota la tia parpadea, no dice, nada, no aporta nada, ella es el público y el tio a currar, a agradar, a quedar bien.
La tia no es calladita, los cojones calladita, mañana con el corro de amigas delante lo pondrá tibio, le faltará aire para ridiculizarlo bien, señalar todos los defectos que apreció en el tipo.

Toda esta charada para echar un puto polvo, toda esta farsa, todo este protocolo de mierda mientras la diva de los cojones no hace nada, porque nunca hacen nada, porque para ellas es como ver la puta tele, es insultante, joder.

No caigais ahí, si una tia se pone en ese plan, si os veis metidos en semejante dinámica de payaso de circo, mandadla a tomar por el culo pero bien, de manera bien evidente, que se acuerde, me cago en Dios.

No confundais carencia de locuacidad con el muro de soberbia de una puta consentida.

lunes, 9 de marzo de 2009

Neutral Malvado III - Sexualidad femenina

Lo que está claro es que todas las mujeres sois propensas a la bisexualidad. Por varias razones:

1. Egocentrismo femenino. Las mujeres se sienten el centro del universo y el eje vertebral de la humanidad. Una mujer gasta más tiempo observando a las hembras rivales que a los machos que le podrían interesar. A una mujer le pones delante una pareja de novios, y su vista se detiene más rato sobre ella que sobre él. "¿Has visto qué vestido llevaba Fulanita?", mientras que en él ni se han fijado. Las fantasías sexuales femeninas no consisten en imaginarse cuerpos masculinos desnudos o pollas erectas palpitantes, sino en imaginarse a ellas mismas siendo observadas, siendo las protagonistas, siendo el puto centro de atención. A la mayoría de mujeres heterosexuales les excita lo mismo ver un cuerpo femenino atractivo que ver un cuerpo masculino atractivo. Es tan fuerte la energía centrípeta que emana del cuerpo femenino que toda mujer se siente en mayor o menor medida atraída por el cuerpo de otra mujer, de manera que toda mujer es propensa a la bisexualidad.

2. Predominio de lo afectivo sobre lo genital. Como el cóctel hormonal femenino conlleva una libido baja, la sexualidad de la mujer es más afectiva que genital. Si la sexualidad femenina es esencialmente afectiva, les da igual relacionarse con hombres que con mujeres que con perros que con gatos. Total, ellas pueden vivir sin sexo mejor que nosotros. ¿A cuántas mujeres conocéis cuyas vidas afectivas giren exclusivamente en torno a sus perros o a sus gatos? Yo a muchas. Les da igual un hombre, que una mujer, que una mascota, que un hijo. La cuestión es tener a alguna criatura, da igual de qué género o especie, que satisfaga sus mórbidas necesidades afectivas.

3. Plasticidad sexual femenina. Ya lo he dicho mil veces: La sexualidad femenina, dada su baja energía libidinal, es propensa a que le dé igual ocho que ochenta, carne que pescado o chorizo que almeja.

domingo, 8 de marzo de 2009

Wetamir XI - Dia internacional de la mujer



Son ellas. Están frustradas. Están desatadas. Sus mamis les dijeron que eran princesas que sus caprichos les serían concedidos. Han tomado las calles para tomar lo que es suyo.
Ahora claman venganza.



Acabo de ver en la tele a una portavoz de una plataforma de mujeres por el provecho de sus coños diciendo: -"El gobierno debe reducir impuestos a la empresas que tengan a una mayoría de mujeres en puestos directivos significativos."
Así, en crudo, mirando a cámara con decisión, soltando LA BERDAD, convencida de que lo hace por las mujeres y un mundo mejor, mas justo.

Es acercarles un micro a estas analfabetas con causa y sueltan disparates como un aspersor riega un jardín.
Es tan grande e inamovible el yugo machista que las oprime que han de inventarse leyes de discriminación positiva para compensarlas, pobrecillas.

domingo, 1 de marzo de 2009

MisterM I - Sentar la cabeza

El típico españolito nace, crece, se echa novia formal, se casa, se mete en una hipoteca en conjunción con su pareja, tiene hijo(s), muere y desaparece. Antes de casarse este chico se ha ido de juerga y hecho alguna que otra cerdería, y al finar los papeles matrimoniales se entiende que este chico deja “la vida loca” y “sienta la cabeza”.

Cuando alguien decide no hacer esto la gente de su entorno (en especial las féminas) insisten y empujan al soltero recalcitrante para que siente la cabeza…”Tenemos que sentar la cabeza” dice la novia de turno mientras contempla la nueva promoción inmobiliaria, y la “lógica” es aplastante: Lo hace todo el mundo, así que lo debes hacer tú también.

Yo tengo la cabeza sentada y bien sentada desde hace ya un decenio. He crecido educacional y laboralmente, todas mis propiedades están libres de hipotecas, mis tarjetas de crédito están bien limpias, tengo dinero ahorrado para sobrevivir un año sin trabajo y sin desempleo, no salgo por la noche a chutarme heroína o a meterme rayas y tengo un estilo de vida bastante pacífico (salvando la ocasional zorra que me intentar meter un pleito por haberla mentido o dice estar embarazada, claro). Con 32 años, creo que si siento más la cabeza se me cae de la silla, vamos.

Sin embargo, mi madre, mi prima, mis amigas, y sobre todo cualquier chica con la que éste siempre sale con lo de “¡a ver cuando sientas la cabeza!”. De hecho, mi negativa a “sentar la cabeza” como ellas quieren es, junto a los cuernos por parte mia, el motivo principal de la terminación del 95% de todas mis relaciones.

A mi me hace bastante gracia que LA TOTALIDAD de chicas-que-me-follo que me dicen esto son precisamente las que más lejos están de sentar la cabeza; sueldos inframileuristas de mierda, pisos compartidos (o peor aún, viviendo con los padres), u-o-e incluso en el caso de mujeres bien posicionadas (he estado con chicas que ganaban bastante más que yo) con trenes de vida que quemaban sueldos como si el dinero fuera a pasar de moda.

Tras estudiar éste fenómeno, he llegado a las siguientes conclusiones:

1. Tu pareja es una inútil y quiere que tú pagues el 50% del piso que a ella le gusta y el 50% de los gastos del crio que quiere tener porque “quiero tener un pedacito de ti y de mi”. Lo que ella posiblemente nunca te dirá es que anteriormente fue al banco sola para pedir un préstamo hipotecario y al ver su nómina llamaron al interventor para que no se perdiera el chiste.

2. SENTAR LA CABEZA ES VIVIR RESPONSABLEMENTE. Tener un crio cuando apenas llegas a fin de mes es una irresponsabilidad. Compartir hipoteca con alguien que bien puede divorciarse de ti y dejarte en la puta calle es una irresponsabilidad. Y por supuesto, hacer algo porque “estas en la edad” o porque los demás hacen lo mismo, o porque a ella se le ha puesto en la cabeza, es más que una irresponsabilidad; es una estupidez.