domingo, 23 de agosto de 2009

wetamir XXII - Saber decir no

A ver... por dónde empiezo...
El título ya es bastante descriptivo, este hilo puede servir para relatar anécdotas en donde la permisividad, la pasividad o la falta de caracter han supuesto tragar con oleadas de mierda.
Anécdotas que dejen claro que hay que saber dar un golpe en la mesa y entonar una poderosa negativa cuando la ocasión lo merece. La peña da asco y se te suben a la barba a la mínima. La educación y entorno acomodado en qué algunos hemos crecido nos han hecho blandos y tolerantes, pero hay cosas que NO.

Hace años vivía en un piso compartido, follaba a menudo así que todo me tiraba de un puto pié, era permisivo, pasota... MAL. En aquel piso cada uno pagaba su parte de alquiler por su cuenta, así que los compañeros iban y venían sin mayor complicación para el resto.

Una mañana me sonó el móvil, era un insoportable compañera de carrera diciéndome que la habían echado de su piso, preguntándome cúal era el teléfono de mi casero para meterse en mi piso.
Y yo como un imbécil se lo dí. No tuve la astucia, malicia, egoismo o carácter para decir NO y mandarla a la mierda.
El resultado fué convivir con un coñazo de tia que no se callaba nunca.

Se aprende de las experiencias, pero algunos aprendemos despacio, por pura gilipollez.

Un año mas tarde, los caseros ponen anuncios ofreciendo el resto de habitaciones del piso. Los caseros se desentendían mucho del piso, no estaban nada encima del asunto. Un dia llama un tio al portal, preguntando con acento argentino: -"Ehteee... es ahí donde ofresen un ahabitasión?"
Abro el portal esperando encontrarme una persona rayando la normalidad, subió algo parecido a esto:



La convivencia con todos estos especímenes daba absoluto asco. El piso dejó de ser un centro de ocio y reunión de amigotes para ser el sitio donde dormía y dificilmente follaba.

Un buen amigo me supo dar las collejas que merecía, dejándome claro que hay que saber decir un NO mayúsculo, mirar por tus propios intereses y no dejar que nadie te toque la moral por ingenuidades y tonterías varias.

Hay que saber reconocer esos momentos y estar armado con una buena capa de egoismo para marcar territorio y no dejar pasar a indeseables o, simplemente, gente que no queremos cerca.

Añadan ustedes anécdotas propias o de conocidos en donde no saber negarse supuso un terrible fail.

domingo, 16 de agosto de 2009

Saca al tarado III - Mujeres pagafantas?

La figura del pagafantas viene siendo una de las más recurrentes a lo largo y ancho de este foro. Las características básicas que según es convención lo delatan, es decir, una naturaleza servil, maleable y con disposición a ser objeto de todo tipo de pruebas arbitrarias y humillaciones públicas y privadas le han ganando a tal figura el desprecio casi unánime de este foro, sin perjuicio además de cierto número de retractaciones en plan estalinista (estilo "si, camaradas, me acuso de haber incurrido en pagafantismo, pero estaba equivocado").

Y ello puede que no sea para menos, ya que el pagafantas se caracteriza además por la codicia; él desea réditos a futuro por su conducta rastrera, considera que la acumulación de genuflexiones acabará por ganarle plaza entre las piernas de su pagafanteada, lo cual las más de las veces no es sino mera ilusión, amplia y merecidamente frustrada al final.

Ahora bien, tampoco puede predicarse nobleza alguna en la destinataria de pagafantismo, pues normalmente es buena sabedora de los fines de su adulador y se aprovecha deliberada y prolongadamente de los favores de los que es objeto, sin perjuicio además de ostentar alegremente ante terceros que dispone de un pelele al cual puede, cual madelman, utilizar como chófer, hombro para lagrimeos, coartada, etc.

Dado que codiciar es inherente a la naturaleza humana y que también ésta no es cristalina en modo alguno a la hora de aplicar métodos para ello, como punto de partida teórico se puede admitir la posibilidad de que haya pagafantas entre las féminas. La diferencia con el varón va a radicar normalmente en los fines: el pagafantas suele aspirar a meterla en caliente pero la pagafantas suele tener muy fácil que le metan algo caliente si le apetece por lo cual, y a salvo de tributos de admiración casi patológicos, no será lo habitual que a una pagafantas le muevan los espasmos de su chochamen.

La hipótesis pagafántica entre mujeres sin duda se asienta en deseos más de largo plazo y alentados por bases de utilitarismo material. La figura de la proveedora de sexo muta por la del proveedor de bienes fungibles, estabilidad económica, amparo ante la incertidumbre, colaboración para sacar adelante a una prole, etc. Sobre expectativas de tal clase es sin duda factible que una mujer recurra a ser pagafantas y aguantar carros y carretas, aunque siempre sobre la base de que la consolidación de un estatus acabará volviendo las tornas contra el pagafanteado, pues hoy por hoy los esquemas legales y sociales le ponen bajo riesgo de ruina económica y marginación social si a la pagafantas se le hinchan las narices.

Así pues para que surja la pagafantas es necesaria la promisión de un flujo constante de bienes y servicios sobre bases creíbles y ahí es donde juega la habilidad del aspirante a pagafanteado. En tanto en cuanto éste sea capaz de grabar a fuego en la mente de la posible pagafantas que él derrochará por ella esfuerzo, ingenio y facultades a la hora pisar fuerte en sociedad la partida estará ganada. Conozco al efecto un caso extremo, que ni censuro ni apruebo sino que me limito a exponer; un tipo que se dedicaba a opositar para notarías año tras año, dependiendo de la teta paterna para sus necesidades básicas y de las tetas de la novia (que trabajaba en un banco con contrato fijo) para el polvo finisemanal y el sufragio de sus caprichos; él representaba el paradigma de aquello a lo que una pagafantas puede aspirar, un varón proveedor de alto standing, una inversión a futuro que hacía merecer la pena la adecuada administración del coño y dedicar ciertas cantidades de dinero y tiempo para tener satisfecho al triunfador en ciernes. Él se tomó las cosas con calma y tardó cosa de ocho o nueve años en aprobar, viviendo en tanto de modo bastante regalado gracias a sus dos fuentes de financiación, si bien nada más tomar posesión de su flamante notaría mandó a freír espárragos a la chica y se lió con la primera jamona que se le puso a tiro en su localidad de destino. Habrá quien prefiera denominar a esto como una historia de amor frustrada, y no discutiré que así pueda ser, pero tampoco creo que exista nada que admirar, pese a la corriente dominante de pensamiento, en el pretexto romántico.

Otra posibilidad de existencia de la pagafantas se ciñe al sexo, desde luego, pero la diferencia con el pagafantas está en la culminación: él se conducirá como un pelele para acceder al sexo y es éste un camino muy cuesta arriba; ella hará lo propio si ha sido follada de modo convincente, asertivo (e insertivo) y se le raciona convenientemente tal maná. En tales casos una hembra soberanamente bien follada se dejará caer hasta las simas más profundas del pagafantismo con tal de ver su vagina y su mente colmadas de una polla feroz, dominante y claramente machoalfista.

wetamir XXI - Neuroticas

Hasta los cojones estoy de estas vaginas ultraemocionales.

Cago en Dios, se lo buscan ellas mismas, toda su depresión todo su drama es pura fachada. Ganas de llamar la atención, vomitar sus penas y recibir mimos.
Jamás conciben que toda su puta vida nos importa una mierda, pero aún así tienen que mostrar su jodida opinión y sus jodidas reacciones emocionales ante TODO, como si importara. Siempre dejando claro lo que piensan, lo que les parece y lo que les afecta.

Habría que largar a todas estas incompetentes adictas al protagonismo del mundo laboral, una purga discriminatoria basada en verdades como templos. Son inútiles, joder, no son profesionales, en nada.

Hoy mismo, una supervisora que tenemos, que cobra igual que todo el mundo pero que su rango imaginario le sirve para crecerse y dar órdenes interpretando a su diva favorita, pues estaba bien jodida. El pusilánime anulado que tiene por novio debió decepcionarla en algún aspecto y la perra esta no perdió ocasión en morder a todos sus compañeros de entorno laboral, que nada tienen que ver con su puto desastre de vida.

Pero es una mujer, y tiene que dejarlo claro, tiene que hacer ver que está jodida, manifestar su desagrado en la búsqueda de que alguien le pregunte qué cojones le pasa, como una niña pequeña, igual. A su puto novio no le monta el número este, no, se lo monta a la gente con la que trabaja, en el lugar de trabajo, donde se supone que nos debemos a una labor y a una productividad, la imbecil esta se pone borde y a tocar los cojones.

Luego, suena su móvil, se pone a conversar durante media hora en susurros y, tras la tontería, ya todo va bien, ya como un flan. Ya le pasó el tremendísimo enfado que tenía, ya podemos respirar tranquilos los que estábamos TRABAJANDO mientras la otra pateaba papeleras y echaba broncas injustificadas.

¿Esto qué coño ha sido? ¿a qué viene comportarse así en una empresa? ¿te pagan por eso? ¿nos pagan a nosotros por aguantar esta mierda? Que venga ahora una ministra a decirme lo duro que es ser mujer, lo mal que lo pasan. Que venga una representante defensora del sexo débil y victimizado a decirme qué coño era eso.

Veo hombres aguantando en respetuoso silencio y recogimiento carros y carretas de mierda mientras su trabajo y productividad no se resienten un puto ápice, pero cualquier depresiva dramática subnormal de estas tiene bronca con el novio y se pone a faltar al respeto a los que si chollan.

Que se vayan a su puta casa, ostia.

Hasta los cojones estoy de los lloros de esta piara de pijas consentidas que montan un drama cada vez que Borja no les devuelve una llamada al móvil.

En cuanto su atractivo mengua tardan poco en echar balones fuera y decir que estamos todos locos. No podemos culparlas, hemos creado una sociedad que cultiva a estas insolentes flores de estupidez hasta hacerlas creer que piensan cosas con sentido, que su criterio vale y que incluso nos importa.

Lo que hoy me irrita es que cada vez que una bicha de estas sufre un tropiezo sentimental, tenemos que aguantar sus lloros, sus quejas, sus pataleos y su melancolía de pose de fotolog. Su frustración de todo a 100, "odio a los hombres", "ya no quedan hombres", "son todos unos cerdos", excusa esta para pillar un buen ciego el siguiente fin de semana y rebajarse a utilizar una polla del ramillete que se le ofrece, que siempre se le ha ofrecido, siempre ha estado ahí, con distintos rostros pero siempre toneladas de pollas disponibles.

Porque soledad no, de eso no hay, lo que no hay son "Hombres de verdad", por eso ellas se conforman con sucedáneos que las frustran. Es culpa de los demás, que ellas no se sientan satisfechas mientras deforestan bosques enteros de nabos y se quejan de que no haya uno perfecto, uno a su altura, algo digno de ellas. Todo lo demás es mierda.

Niñas con juguetes por los que pierden el interés en cuanto abren la caja, ahora han visto otro en el escaparate y sin duda es mejor, y ellas solo quieren lo mejor, merecen lo mejor.

Ahora bien, un tio dolido tampoco, eh! Eso si que no, que tú has venido a este mundo que es la pista central de su circo para hacerlas reir, divertirlas, en definitiva, hacerlas sentir algo. Dicen: -"He dejado a fulano porque no me hacía sentir lo que tenía que sentir." con dos cojones, que lo sepa todo el mundo que la niña no estaba contenta.
Ellas pueden llorar, patalear y decir públicamente lo que quieran.
Ministras y medios aplaudirán sus chorradas porque una mujer que humilla a un hombre es moderna, libre y un ejemplo para todas las pobres mujeres maltratadas que mueren todos los dias en nuestro país del primer mundo.

Pero un tio al que esta panda de zorras se las hayan hecho de todos los colores, no puede ni quejarse, ni inmutarse, ni alterar su sonrisa, buen rollo y simpatía. "The Show must go on" y si no aportas al circo de sus egos mejor que te vayas.
Si te quejas es que eres débil, y si eres débil ya no eres Alfa, eres basura. Si dejas ver que te falta un pedazo del pecho del tamaño de un puño eres un perdedor patético y das risa.

Cuando veais las cosas con distancia os querreis arrancar los ojos de pura vergüenza.

sábado, 8 de agosto de 2009

Wetamir XX - Hombres que sufren

Los hombres cuando sufren, cuando están de bajón, cuando no están para atender a niñatas, cuando no complacen al público de perras que exigen que un hombre sea una especie de entertainer que llene las horas muertas de vacía conversación con chascarrillos y lucimientos varios.

Y como no hay fiesta porque no hay anfitrión, se hace de él un payaso. A reírse de ese hombre que sufre, aprovechad ahora chicas, ahora que está solo, vulnerable, jodido. Ahora que es una pieza fácil. Ya veréis lo modernas y liberadas que os vais a sentir.

Reíros, reíros de él como putas perras, al fin y al cabo, vosotras también habéis sufrido y no fue para tanto, verdad? aquella semana se hizo larga pero con un sabadete lleno de pollas se arregló, no?

Ahora es cuando os aclaro que cuando un hombre parece estar jodido, es que está jodido de verdad, no lo finje para llamar la atención y que le consuelen como hacen las mujeres. Y si un hombre deja ver ese malestar es que es algo que va mas allá de perder un trapito, pandilla de retrasadas de mierda.

Habría que veros a vosotras atravesar una etapa de soledad como las que pasa cualquier tio de este país, pero claro, ¿cómo vais a relativizar cuando os llevan ofreciendo polla desde los trece años.?

En fondo a las tías les encanta ver a un tio cuando arrastra un año o dos sin que le toque nadie, ver cómo su moral baja, cómo su actitud es lastimera y su voz débil, es como sangrar en aguas infestadas de tiburones.
Al hombre desesperado se le humilla, se aprovecha su mermada voluntad para hacer de él un trapo de cocina y para salir de esa desesperación hace falta esforzarse y pelear, pelear mucho. Una tía de bajón sale un sábado y escoge entre siete tíos, un tío de bajón sale un sábado y vuelve mas humillado aún por las cuatro divas hijas de puta a las que les pagó copas.

Y es una fiesta el tema, para ellas es divertidísimo, si les pilla cerca, en pleno subidón son capaces de ir a una planta de quimioterapia a reírse de los desesperados que tienen cáncer -"Hi, hi, hi... qué patéticos sois!" venga que no decaiga, id a reíros de los paralíticos -"Ha, ha.. si no caminas es que debes ser idiota!"

Conocí a una tía que afirmaba que "quien está solo le pasa porque no es inteligente". Una princesita rodeada de babosos, harta de gustar por sus afortunados genes, que en su puto cuelgue irreal ya alzaba una especie de nazi-barrera entre los que eran como ella y los que no.
Esta tia se reía de lo desesperado que estaba uno de sus pagafantas, un tio cuya vida era UN PUTO DRAMA (emigrante, cornudo, divorciado, luchando por la custodia de su hija). Y la niña a reirse "Hi, hi, hi..."


Es cojonudo el tema, es una risa.
Si alguien está solo y callado es porque es tonto o tiene algo raro, lo mejor será tirarle piedras, claro que si.