lunes, 28 de septiembre de 2009

Marco Polo I - Atracción selectiva

Sex Code o las teorías seducionistas basadas en la Ciencia, funcionan. Así de simple, son psicología pura y dura.

Más allá de las palabras, alguien perspicaz se guía de los hechos, por mucho que en un foro, libros o palabras de tías le digan lo contrario.

Las palabras pueden mentir, los hechos nunca. Y tengo una edad donde he visto miles de mujeres negar por activa y por pasiva actitudes de las que luego han sido presas... porque no están sujetas a poder elegir cuando se les activan los interruptores que las "ponen".

Esto que suena simplista es tan cierto y tan "frágil" que ninguna mujer reconocerá ser una presa tan fácil ni que los hombres hayamos decodificado a la mujer y que por fin sepamos qué quieren y qué no y lo que es mejor: cómo conseguirlo.

Y los hechos están basados en biología pura y dura. Las mujeres los tienen grabados a fuego en su ADN, les guste o no. Y un hombre que adopte patrones de macho alfa gustará a la mujer, aunque ella no quiera. PUNTO

a mi me sería más fácil haber nacido gay, pero aunque me joda, aunque lo niegue, aunque le diga que no, aunque repita mil veces que puedo controlar lo que me gusta... suspiro por esa teen rubia de generosas curvas con sonrisa y aliento a chicle de fresa.

Porque la belleza de una mujer es la representación de su fertilidad: nos gustan jóvenes porque aseguran descendencia, nos gustan con curvas generosas (tetas) porque a nuestra psique le dice = buena amamantadora para nuestra prole, nos gustan con proporción correcta de cintura-culo porque asegura estabilidad durante el parto, etc. etc.

del mismo modo ellas quieren tíos DOMINANTES, agresivos, chulos, porque denotan ser jefes del grupo, tener rasgos por encima de la media y ellas desean esos genes para su prole.
quieren tíos cuadrados como gladiadores porque eso denota seguridad y fortaleza para defender a sus hijos
eligen a tíos con pelo en la cabeza porque es un indicativo de juventud y que durará lo suficiente como para salvaguardar el grupo
quieren tíos con pasta, poder, dinero influencia porque es la analogía de un proveedor que tiene recursos y ha demostrado saber ganarlos, ha demostrado saber cazar y traer carne a casa...

Pero sobre, por encima de todas las cosas, ellas se derriten por los hombres promiscuos.
Es lo que se conoce en las teorías seducionistas como el interruptor de pre-selección.

Un verdadero macho alfa, un MAG es aquel que fornica con todas y si otra le ha elegido antes, una mujer inconscientemente cree que señal de que es bueno.
Ellas quieren el que quieren las demás.

Mientras a nosotros nos vale casi cualquier tía para follar (arriesgamos 5 minutos), ellas están programadas para escoger sólo a los mejores (arriesgan 9 meses).

¿razón? un hombre puede fecundar 70.000 hijos pero una mujer jamás de 50.... ¿no es abismal esa diferencia? un hombre puede dejar sus genes en 70.000 seres pero una mujer no en más de 50.

Por tanto la naturaleza las programa para elegir, para pirrarse, para enamorarse de tíos cabrones, agresivos, muy cachas, ricos, con recursos, inteligentes, jóvenes pero con recursos.... así los quieren ellas.... porque ELLA desea que los genes de ese ganador promiscuo pasen a sus hijos y su HIJO sea a su vez otro cabrón promiscuo follador como su padre, porque de ese modo ella podrá perpetuar sus genes, los que le ha pasado a su hijo.

¿alguien ha leído el best-seller EL GEN EGOÍSTA? pues ya podéis empezar...


Somos presas de nuestros impulsos y el gustarte alguien no se elige, ni para bien ni para mal.
Podremos escribir mil veces esto o lo otro o lo contrario pero luego salid a la calle y comprobad que nada a cambiado ¿de verdad creéis que somos tan distintos al resto de mamíferos?

en todas las épocas y civilizaciones los machos alfa han sido quienes más han follado y los débiles, flacuchos, enfermizos, feos, pobres han muerto vírgenes sin "contaminar" con su mala genética a ninguna mujer que los descartó quedándose con los pocos ganadores que las fecundaron a todas.


LA ATRACCIÓN ES SELECTIVA Y NO PODEMOS HACER NADA PARA CAMBIARLA, PORQUE ESTÁ GRABADA A FUEGO EN NUESTRAS HORMONAS

(bueno sí, cortándonos los huevos y dejando de producir testosterona volveremos a tener el apetito sexual de un niño, pero ¿quién quiere eso?)

Neutral Malvado XI - De la estupidez y la preñez

La preferencia sexual de las mujeres por los varones más agresivos pudo tener su utilidad allá por la era de las cavernas, cuando para sobrevivir en un medio hostil y primitivo hacían falta machos agresivos y tal. El problema es que en una civilización hipertecnificada como la nuestra, sobre la que se cierne la amenaza nuclear, medioambiental, bacteriológica, etc; que las mujeres sigan prefiriendo quedarse preñadas de los machos más agresivos y egocéntricos debería ser motivo de alarma en la OMS y en la mismísima ONU. Ya he leído a varios científicos (antropólogos, etólogos, etc.) alertando sobre el peligro que entraña que las mujeres sigan prefiriendo a los chulos y prepotentes como sementales. Sobre todo las mujeres de alto primitivismo (nivel educativo bajo, países tercermundistas), que son, mira por dónde, las que más se reproducen.

Por ejemplo, hay un polémico estudio de hace unos años que correlaciona el nivel socioeconómico de un país con el CI medio de sus habitantes. A partir de este estudio, se han hecho pronósticos que apuntan a que el CI promedio de la humanidad irá descendiendo en los próximos años, dado que la tasa de natalidad es más alta en países pobres con un CI promedio más bajo.

Total, que las mujeres que más se reproducen son las zorras primitivas, barriobajeras o tercermundistas, que eligen a machos también primitivos, buenos trapicheando con drojas o liderando carteles de narcos, que a su vez tendrán hijos igual de retrasados y maleantes, etc.

O la ONU se pone en serio a controlar la natalidad de las zorras más descerebradas, o la humanidad se va al carajo en menos de 50 años (por eso todos deberíamos estar de acuerdo con que se dispense la píldora postcoital en las farmacias incluso a zorras menores de edad para que la estupidez no se reproduzca), porque dentro de 50 años los que van a tener el dedo sobre el botón van a ser los hijos y nietos de los maleantes Duque-style que hoy en día se corren en los coños de estas zorras del nuevo milenio. Preparaos para la hecatombe nuclear, sanitaria y virológica (lo de la gripe A es sólo el preludio de lo que nos espera).

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Falocrata VI - Manifiesto contra la ginecocracia

LLAMAMIENTO A UNA HUELGA GENERAL INDEFINIDA DE MIEMBROS CAIDOS.
¡Resentidos contra la Ginecocracia y el Feminazismo, unios!
(A partir del 14 DE OCTUBRE DE 2009)

Si estás harto de que te discriminen...
Si estás harto de que se rian de ti...
Si estás harto de no poder ver a tus hijos...
Si estás harto de que te amenacen con falsas denuncias...
Si estas harto de la mezquindad, de la estupidez, y de la mala hostia de la f'émina española, apoyada por un gobierno que es una GINECOCRACIA FEMINAZI...

ENTONCES este manifiesto ES PARA TÍ.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS (Es un poco largo pero merece la pena)

Somos ya muchos, muchísimos, y ya estamos hartos:

-Hartos de que digáis “Yo busco un chico sensible, que me haga reir, lo importante es el interior ”.¡Y una mierda!. Lo que buscáis por instinto biológico es un fulano al que poder manipular, pero que os tenga en un pedestal, que no os agobie, pero que no sea un pasota, que os cuide pero que no os atosigue. Y cuando, al fín conseguís anularle la voluntad al chaval (“ya cambiarás” que decís siempre) os resulta aburrido, tedioso en extremo, y buscáis al primer gilipollas que aparece por allí.

-Hartos de que, en una relación fallida, el 95% de las veces, seamos nosotros los culpables ¿Culpables de que? ¿De buscar amor, como cualquier persona? ¿De creer en que se puede tener a alguien al lado maravilloso? Siempre somos los cabrones, los infieles, y los rompe corazones. No bonitas, no. Eso funcionaba con el machista del franquismo: Nosotros somos más jóvenes, bastante más tolerantes, y con bastante más cabeza. Aquí en España, a día de hoy, sois VOSOTRAS las que manejéis el cotarro, y el hecho de que haya mucho cabrón macarra no os da derecho a tratarnos como nos tratais: Nosotros somos los pringaos que os llevamos las bolsas de la compra, los que siempre decimos “Si mi amor”. Somos los que aguantamos vuestros chistes feministoides sin gracia en el curro, a todas horas, con cara de circunstancias, porque no somos macarras ex-convictos. Somos los pringados que os arreglamos el ordenador, el papeleo de hacienda, y somos nosotros los imbéciles redomados que compartimos nuestra vida con vosotras, creyendo que no sois mezquinas, si no tías maravillosas, con la esperanza de tener alguien bueno al lado, y una vida feliz (efectivamente:Ni más ni menos que vosotras).

-Hartos de vuestra lógica difusa, de que no uséis simplemente frases cortas y con meridiano sentido, si no juegos verbales de lo más absurdo. Frases prácticas provístas de un doble sentido, casi críptico que tenemos que descifrar por riesgo (y miedo, claro) a que os cabréeis con nosotros porque no somos putos adivinos.

-Si repasáis la literatura universal, veréis que siempre hay un gilipollas que la fastidia por amor. La amada ya puede ser una tía repelente, calculadora, o veneno puro, que el hombre como un bobo idiota, siempre post-pone sus ansias de conocimiento, de libertad y de compartir, por una mujer, o por un ideal (craso error en ambos casos). Ese el puñetero leit-motiv de toda la historia universal. ¿La mítica guerra de Troya? Por una chavala que lo único que quería era que le dijesen “Que hermosa eres” ¿Por que las cruzadas? Porque a las señoritas les daban miedo los “sarracenos”. ¿Por que la conquista de América? Porque aquí las campeonas se empeñaron en querer perfumes, y como la ruta estaba cortada, por donde estaba, pues hubo que liar la que se lió ¿El colonialismo? Porque las señoritas de la corte querían diamantes para sus diademas, maderas de Africa para sus camastros, porcelanas, y sedas del lejano oriente…y etc, etc, etc…
¿Cuando la mujer, salvo contados casos, se ha sacrificado de esa manera por la persona amada, querida, estimada, que no sea hijo/a suyo? CASI NUNCA
Al leer este “CASI NUNCA” es donde Aurora y Patricia en la oficina, o Paqui y Marisól, en el Instituto (en esos descansos tan suyos, que más que descansos parecen días de asuntos propios) ponen cara de indignación mutua, y piensan “Ayyy, no chica, aquí si que no…lo que han escrito esto son unos machistas, pero machistas, machistas…o sea ¿Machistas, sabes?”.

-Hartos del Canal Cosmopolitan, del refresco Vitalinea, del anuncio de ligeresa, del de Font-Vella, de todos esas estupideces que lo único que hacen es perpetuar el tópico de lo idiotas que sois, pero haciendo que creáis que es lo más vanguardista, lo más progresista, y lo que realmente hace progresar el mundo. Hartos de las pasta,miles de millones, que os gastais es chorradas, y chorradas de objetos,trapos,revistas,maquillajes, y gilipolleces varias. Y no, eso de “Es que nos tenemos que poner guapas para vosotros que nos lo exigís”. Eso tampoco cuela. Os poneis “guapas” ,en muchos casos inutilmente, para conseguir el piropo facil.El piropo,la adulación,el “estar por encima de” es vuestra verdadera meta, vuestro anhelo vital y moral más profundo. ¿ante esto que se puede hacer o decir?
Apenas nada. Bueno, si:Que estamos hartos de pagar el gimnasio, para gustaros a vosotras, cuando lo único que quereis es decir “Mira ese es mi chico: Yo le convencí para que se cuidase, antes era un Don Nadie”. Nosotros seremos Apolos hiper-metrosexuales de una belleza deslumbrante, cuando vosotras seáis como Elsa Pataki y vistáis sólo lencería fina, no te jode. Cada vez que abrís la boca nos recordais “Los sueños eróticos masculinos no existen, tontos”.
A lo que nosotros respondemos “Los cuentos de hadas tampoco existen, brujas”

- Hartos de machismo. Si, no es broma: Estamos hartos de los maltratadores asesinos, que no sólo matan de manera cruel y condenable, si no que además de dar mala imagen a muchos hombres os sirven a muchas de vosotras como coartada. Si, no pongáis esa cara de asco que os lo vamos a explicar: Estamos hartos de como muchas de vosotras os aprovecháis miserablemente de una circunstancia tan terrible como es la violencia, para querer llevar las cosas a vuestro terreno. Puteais tanto a los hombres, que los hay que se vuelven locos, y prefieren pasar el resto de su vida en la carcel que aguantando TANTA MIERDA. Hartos de ver como muchos padres, por una denuncia falsa, no van a volver a ver a sus hijos en lo que les queda de vida. Hartos de ver como más de una víbora ha dejado a más de un hombre en el arroyo, sin absolutamente nada, por, en muchos casos, denuncias falsas. Denuncia que muchos magistrados no se atreven a investigar a fondo, suponemos, por temor a que se les echen encima algunas militantes exaltadas que, queriendo ver un caso de machismo, realmente le están haciendo un favor a una mentirosa criminal.

- Hartos de, salvo excepciones contadas, de vuestra simpleza de raciocinio, vuestro gusto por la adulación, por el cotilleo, y por el trampeo laboral. Hartos de ver a tipas que no saben ni hacer la “O” con un canuto ocupar puestos de responsabilidad desde los cuales lo único que buscan es prestigio, poder, y hacer que se cumpla su voluntad. ¿El feminismo no era superar el antiguo prototipo de machista, totalitario, cerril, y cabezón? Pues muchas de vosotras estáis, precisamente, más cercanas al sargento golpista Tejero, o a Jesus Gil, que a Gandhi o Albert Einstein:No hay diferencia, como alguien dijo, entre un jefe de la sanguinaria Guardia Mora de Franco y muchas de las que se consideran feministas radicales de pancarta, verborrea incendiaria, pero con sueldo pagado por la concejalía de turno o Papá Estado : Tanto el jefe de la Guardia Mora, como muchas concejalas de la mujer (sic) se basan en el gusto por el prestigio social adquirido, y el que se ha de adquirir, ambos tienen un lenguaje violento y macarra, y ambos pretenden imponer una ideología supuestamente justa y equitativa, pero siempre desde su punto de vista, y con la excusa de llevarse un buen pellizco y buscar un chivo expiatorio. Las cosas así sólo se enmarañan, crean confusión, dolor, e injusticia, pero desde luego NO SE ARREGLAN.

En resumen:

-Hartos de hipocresía, hartos de mentiras, de engaño, de perder nuestra vida, esperanza e ilusión con quien no se lo merece. Hartos de ser meros juguetes en manos de una sociedad de manipuladoras a gran escala, en donde la mentira, el odio ,y la búsqueda de beneficio es vuestra ponzoñosa esencia, y vuestra bandera, de la que aún encima hacéis gala orgullosa.

¡Si estás en alguna de las situaciones antes descritas, actúa, no te quedes parado!
Por eso, nosotros, un grupo de 15 ciudadanos, proponemos a cualquier persona interesada, una huelga general indefinida basada en la resistencia pasiva y la no acción a partir del próximo día 14 de octubre.

- Si tu novia te llama ese día, hazle saber que estás en huelga, y no quedes con ella.
Háblale claramente de lo que tu consideras un abuso, y que reflexione.

- Si el 14 de octubre trabajando, alguna compañera tuya hace algún comentario sinsustancia, tipo “Oiggg, es que como sois los tíos” , “Todos sois iguales” , “Nosotras somos más listas, los dicen las encuestas” hazle saber que los resentidos del mundo estamos en huelga, que el hecho de que seamos tíos no quiere decir que seamos lerdos y que aceptemos cualquier tipo de abuso u atropello. Hazles saber que el resentimiento crece día a día, y que ya son cientos de miles los hombres españoles que están hasta los cojones de tanta hipocresia.

-A lo mejor ese día te casas. Seas tío o tía piensa bien, y objetivamente, en todos los momentos dificiles que has tenido que pasar aguantando a los padres de tu pareja, piensa en sus colegas que te caen mal. Acuérdate de cuando los de su familia te liaron para lo del piso, y de lo que vas a sacrificar en tu vida o en el mundo que van a heredar tus hijos e hijas si es que piensas en tenerlos. Echa un órdago: Echale valor, y plántate. Pide que, con el contrato de matrimonio, se haga una especia de contrato de buena voluntad por ambas partes, algo así como un acuerdo para evitar en lo posible que, en un futuro, cuando el amor se disipe y la rutina y mezquindad invadan tu vida en pareja, te la lien con la excusa de “Ya no es como antes” o “vamos a darnos un tiempo”

- Haz de esta idea de huelga algo tuyo, aporta nuevas formas desde la resistencia pasiva, distribúyela, mándala por mail, posteala en tu blog, fotocópiala, amplíala: Esta reivindicación es de todos.Un movimiento sin cabeza visible, sin lideres, sin ideas políticas.La única victoria será la justicia, o cuanto menos que se den cuenta de que con esa actitud no van a ningún lado.

Y a vosotras decíos para terminar trastocando un poco lo que dijo Unamuno a los fascistas “Convenceréis…pero vencer, de seguir así, no vais a vencer ni de coña”.

sábado, 19 de septiembre de 2009

Falocrata V - La imagen de la verdad

Entrada simple donde las haya, no hay mucho más que decir.
¡Quiero resolver!

jueves, 17 de septiembre de 2009

Falocrata IV - Poesía

QUÉ SABES TÚ...

¿Qué sabes tú, qué sabes tú apartada
injustamente en tu cruel pureza;
tú sin vicio, sin culpa, sin bajeza,
y sólo yo lascivo y sin coartada?

Rompe ya esa inocencia enmascarada,
no dejes que en mí solo el mal escueza;
que responda a la vez de mi flaqueza
y de que tú seas hembra y encarnada;

que tengas tetas para ser mordidas,
lengua que dar y nalgas para asidas
y un sexo que violar entre las piernas.

No hay más minas del Bien que las cavernas
del Mal profundas; y comprende, amada,
que o te acuestas conmigo o no eres nada.

Tomás Segovia

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Neutral Malvado & Saca al tarado

Neutral Malvado:
Jamás debes subestimar el potencial que tiene una fantasía sexual para convertirse en realidad. Toda fantasía es un deseo larvado, y todo deseo larvado propende a hacerse realidad, si no de manera completa, sí de manera parcial o fragmentaria. La mujer que sueñe con ser violada será propensa a flirtear con machos agresivos o a mostrarse renuente al sexo para que ellos la fuercen; la mujer que sueñe con follarse a un tío de uniforme será propensa a menear más el culo o a acariciarse más el pelo cuando esté en presencia de un policía; la mujer que sueñe con ser follada por un macaco como el tal Rafa Mora será propensa a acercarse a macacos del mismo estilo para decirles: "Tío, eres un chulo y un prepotente y no soporto a los tíos como tú" mientras el coñito le chorrea, etc.

En segundo lugar, las mujeres no estáis legitimadas para decir "tranquilo, es una fantasía inofensiva", porque tenéis escasa capacidad de control o de decisión sobre vuestra propia vida y porque sois las primeras en no tener ni puta idea de lo que vais a hacer mañana. Las mujeres os sobreadaptáis a las circunstancias, sin tener que desechar razonamientos a priori (la mujer rara vez hace razonamientos apriorísticos), ni hipótesis (la mujer rara vez se arriesga a emitir hipótesis, su palabra favorita es "depende"), ni ideologías (la mujer adopta la ideología del macho que la mantiene), ni proyectos (¿conocéis a alguna mujer que tenga claro lo que quiere hacer con su vida aparte de buscar pareja en el meetic?), de manera que si la fantasía sexual femenina se va a hacer realidad o no no depende de vosotras, sino de los hombres con los que os topéis en el camino. Son los varones los que proponen un escenario o una narración (seducir a mujeres tiene mucho que ver con saber crear una narración de la que ellas quieran formar parte) y son ellas las que entran directamente a beneficiarse de la infraestructura narrativa (o económica, o social, o patrimonial, o inmobiliaria, etc.) montada previamente por el varón.

O sea, que vosotras no tenéis ni puta idea de si vuestras fantasías son inofensivas o no, porque delegáis vuestra sexualidad en el varón, porque como mujeres sois criaturas puramente circunstanciales, coyunturales, amorfas, amorales, asistemáticas, etc. Si vuestras fantasías sexuales se van a hacer realidad o no depende única y exclusivamente del rango del varón con el que estéis y de su habilidad para haceros descender a los infiernos, no de vuestra voluntad ni de vuestros principios (que no tenéis).

El caso es que no voy a tolerar que una mujer me venga con el rollo del "me froto el clítoris pensando en macacos como Rafa Mora, pero no os creáis, que es una fantasía inofensiva y en realidad no soporto a los tíos chulos y prepotentes", porque está claro que sólo hace falta que un macaco egocéntrico se plante delante de ella y se ponga a vociferar: "nano, a ver, nano, yo estoy muy bueno y todas las tías quieren estar conmigo, vale, nano?" para que ella se le agarre a la polla y él no se la pueda quitar ni con aguarrás.

Saca al tarado:
La comunión diaria con ruedas de molino es uno de los deportes favoritos de las hembras, aunque como espectadoras, claro, que sean otros quienes se atraganten.

Esa pretensión de hacer creer contra viento y marea que los macarras, chulos, asertivos-agresivos, violentos, etc. les ponen pero poco, lo justo para hacerse un dedo, enlaza con otro de esos peculiares caracteres femeninos que es pretender una desconexión total entre causa y consecuencia, especialmente en el campo moral que es uno de los más cenagosos para ellas.

A una parte muy significativa de las mujeres les ponen semejantes tipos, con su pack completo de actitudes, bravatas y chulerías. Sus potorros chorrean y sus bragas cobran vida propia queriendo abandonarlas porque por una parte consideran que todo eso es parte del espectáculo único, personal e intransferible que se escenifica para ellas: "gallea por mí", "se pavonea por llamar mi atención", "le ha roto la cara a aquel tipo porque soy su hembra y me ha mirado", "me rompe el culo con violencia porque soy suya". A las mujeres les ponen estos individuos debido a que piensan, como de costumbre, que todo les va a salir gratis y se embarcan alegremente en ese tipo de relaciones a causa de esa puerilidad permanente que las caracteriza, siempre pensando que todo en este mundo se amoldará como un guante a sus deseos, y eso suponiendo que en realidad sepan lo que quieren, que no está nada claro.

Con estas cenutrias siempre hay que intentar ser pedagógico, aunque la mayor parte de lo que se les diga va a ser como predicar en el desierto. A ver si de una vez les entra en la cabeza que si se meten en un zarzal lo normal es que salgan con la ropa rasgada y unos cuantos arañazos aunque ellas piensen que van a ser capaces de cruzarlo levitando.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Saca al tarado IV - La clienta

Les sugiero que echen un vistazo a la cartelera de cine de este viernes. Se estrena a bombo y platillo "La clienta", película de la que probablemente sea perfecta muestra su cartel: cincuentona de buen ver se recuesta juguetona sobre un diván mientra en primer plano se ve la mano de un hombre, desnudo de cintura para arriba, que se introduce unos billetes en el bolsillo. Los pantalones son unos vaqueros, clara sugerencia de que se trata de un hombre joven, probablemente entre los veintipocos y los treinta y alguno.

Ella se muestra, cómo no, divertida, probablemente tanto como la directora de la película al parir el asunto, quien ha pretendido -afirma- reflexionar no sólo sobre la prostitución masculina sino acerca de la soledad de las mujeres.

Después por tanto del bombardeo mediático acerca de lo repugnante, asquerosa, alienante y esclavista que es la prostitución; tras recibir día sí y día también mensajes relativos a que el hombre que recurre a ella es un individuo emocionalmente insuficiente, sentimentalmente lastrado y socialmente apestado llega este cartel para decirnos bien a las claras que en cambio ellas lo que buscan es compañía, que no está mal echar una canita al aire, que ellas son modernas y liberadas, que el asunto puede ser incluso divertido; tal vez la película nos cuente en el fondo que para la coñocracia está bien recurrir a un gigolo, porque seguro que en tal caso no es vicio sino terapia, claro.

En definitiva, una vuelta de tuerca más de estas hijas de puta, y las que quedan.

viernes, 4 de septiembre de 2009

Eraser I - Voy a destruir tu vida...

Voy a destruir tu vida, sí la tuya, voy a arrancarte la ilusión, las ganas, y someterte a mi, porque yo lo valgo, porque es lo que se espera de mi y porque no eres más que un imbecil más que pasará por mi vida para servirme de él. Esa soy yo, la mujer que te privará de tus amistades en aras de "mi amor", la que te hará ir de mala gana a trabajar sabiendo que mientras tu curras yo trago calipos de lomo como una loca, la que alega que es extrovertida cuando zorrea con cualquiera y la que es liberal cuando te adorna la cabeza con relucientes cuernos.
Tú, no eres más que mi pagafantas, allí estabas tu, en aquel infecto piso compartido, siendo un hombre más, libre y despreocupado, respetado por tus iguales y siendo más que eficiente en tu trabajo. Eras amigo de todos, pero aun no sabías que yo estaba aquí.
Rapidamente vi que carecias de caracter, que eras un calzonazos, eras un juguete listo para estrenar y revolcarme en mi orgiastica imaginación manipulando y trastocando todos los aspectos de tu vida, era muy tentativo, era la cara del pecado, dios dispuso que abusara de ti en todo, así lo quiso poniendote en mi camino. No serás el último, pero si que serás el primer imbecil.
Aquel día que hubo que contratar gente y ME CONTRATARON A MI, por ser mujer, por ser la chica, por ser una princesita que va a comerse el mundo y lo que haga falta.
Así hice que tu vida y tus decisiones giraran en torno a mi, así te hice pisar a tus compañeros para mi, para deleitarme, para sentirme importante, para tenerte en mis garras y lanzar mi final y devastador ataque, un ataque que destrozaría tu vida la pondría patas arriba y sería lo más parecido a un huracan que un jodido pagafantas como tu merece y debe darme a mi.
Así fue como supiste, una vez en mi red, una vez poseido, que yo era la puta de tomo y lomo que todos te decían. Que tenía novio en otras tierras y "también lo quería", eras tan pagafantas que lo "respetabas", eras tan divertido que desaparecí de tu vida para hacerte arrastrarte para mi. Eres tan inservible que te hice persona non grata en tu trabajo por estar todo el día conmigo.
Cuando estuve bien satisfecha por inflar mi ego, por sentirme dueña y señora de tu vida y destino, después de cansarme del calipo de lomo de "mi otro novio" y viendo él que no soy más que una zorra insoportable, paso a mi plan: no es otra cosa que usar mi otra opción, TÚ, tu eres mi segundo plato, que soportarás mi mierda y tragarás con todo, porque eres mio. Dejarás tu casa y te vendrás conmigo, dejaras tu vida, pagarás mis gastos, mantendrás el piso, pagarás mis deudas y yo a cambio te daré racionadamente sexo. Yo seguiré zorreando con cualquiera, a cualquier precio, yo seguiré porque ya te tengo, y tú tragarás, pasarás por el aro y serás lo que siempre has sido desde que me viste MI JUGUETE.
No harás caso de tus amigos, harás oidos sordos de mis aventuras, cerrarás los ojos cuando me veas comiendome cualquier polla, pasarás por alto cualquier salida de tono poniendo de cabrón para arriba, porque yo soy tu dueña, porque sin mi TU VIDA NO TIENE SENTIDO, porque soy lo más importante de tu triste vida, PORQUE YO LO VALGO.
Quería sentirme importante, queria darme cuenta que soy capaz de hundir a un hombre, arruinar una vida, manipularla, porque yo lo valgo.

Neutral Malvado IX - Miedo a los coños

¿Hay miedo a los coños?

La mayoría de tíos vais a responder que no, que cómo vais a tenerle miedo a algo que os queréis follar, que en los coños hay que entrar y punto. De acuerdo, pero tened en cuenta que pensáis eso porque estáis cegados por el deseo sexual testosterónico y por el machismo patriarcal judeocristiano.

En realidad, por debajo de nuestro deseo sexual y del machismo imperante, existe un miedo ancestral al poder primitivo de los coños.

Vamos a diseccionar ese miedo. Hay 8 razones de peso por las que deberíamos ir con cuidado al enfrentarnos a un coño:

1. Zonas erógenas recónditas y desconocidas:

Si ya fue traumático descubrir que el clítoris tiene mayor concentración de terminaciones nerviosas que el pene, más traumático resulta que se hayan descubierto nuevas zonas erógenas como, ya no sólo el punto G, sino, según Desmond Morris, también el punto A y el punto U. Hay que joderse. A medida que se vayan descubriendo más y más zonas erógenas en ese abismo infernal llamado coño, irá haciéndose más y más difícil satisfacer a las mujeres en el futuro. Ya me veo dentro de unos años a unas cuantas zorritas liberadas de alguna teleserie titulada "Sex in the City 2021" diciendo: "He mandado a paseo a Steve porque aunque me estimulaba bien el clítoris y el punto G, no tenía ni idea de dónde estaba mi punto A ni mi punto U, además de que su pene era demasiado pequeño para estimularme el cuello del útero y darme el orgasmo uterino que yo me merezco", a lo que las zorriamigas responderán con risitas burlonas y brindis festivos en un bar de la Quinta Avenida. (Por cierto, el punto A tiene mucho que ver con el orgasmo cérvico-vaginal del que tantas veces he alertado en este foro, mucho más violento y satisfactorio que el orgasmo clitoriano, que a la mayoría de mujeres les provoca crispación sensorial e hipersensibilidad postorgásmica). Pero en fin, no me digáis que no es acojonante que en esa raja insaciable haya tantas y tantas zonas erógenas a estimular. Y las que quedan por descubrir... Dentro de nada para follar habrá que llevar un puto mapa.

2. Dilatación vaginal y profundidades insondables de un coño. Las 3 leyes de la mecánica genital:

Las leyes de la mecánica genital nos dicen que los coños siempre ganan a las pollas.
  • La primera ley de la mecánica genital nos dice que, dados unos genitales masculinos y unos femeninos, cualquiera que sea el estado de los genitales masculinos, los genitales femeninos siempre ganan. Por ejemplo, pene erecto versus coño, gana coño porque devora al pene. Pene fláccido versus coño, gana coño porque su propietaria piensa: "Gatillazo. Menudo maricón, ya verás cuando se lo cuente a mis amigas, jijiji". Es como un juego de piedra-papel-tijeras con dos contendientes (coño-polla) donde siempre gana el coño.

  • La segunda ley de la mecánica genital nos dice que, dado un pene erecto y un coño húmedo, el coño devora al pene por completo sea cual sea el tamaño del pene. Los consumidores de porno habréis visto que ellas se meten cualquier polla en el coño, da igual que se trate de una pichita torbellinesca o de una macropolla nachovidaliana.



    Por muy grande que sea una polla, el coño siempre la devora hasta la base, dejando sólo los huevos en el exterior. Esa pichita vuestra de la que os sentís tan orgullosos será engullida por el coño de una fémina hasta el punto de que al miraros os veréis castrados. Digamos que durante el coito, el macho se convierte en un eunuco por un instante. Los genitales femeninos, en cambio, conservan su integridad anatómica: Ellas ganan.

  • La tercera ley de la mecánica genital nos dice que, dado un coño y un número de penes superior a uno, el coño los podrá engullir a todos a la vez siempre y cuando los propietarios de los penes no tengan demasiados reparos de cariz heterosexual. Es decir, para una mujer es sumamente fácil meterse 2 ó 3 pollas a la vez en la vagina (incluso en el ano).



    Si no vemos más a menudo las dobles penetraciones vaginales (o anales) es porque dos tíos heterosexuales jamás aceptarán meter la polla a la vez en el mismo coño notando más el roce de la polla del otro que el de la vagina de ella. Pensad que cualquier forera tipo Candela o Niandra podría follaros por vía vaginal de dos en dos, sin apenas despeinarse, para luego volver tan tranquilas al foro, finas y modositas, a contar que una vez se follaron a dos tíos a la vez pero que prefieren a su novio. Véase si no la práctica del fist-fucking o a aquella furcia que se mete la cabeza de un tío por el coño. Los coños son aberturas abominables que se dilatan indefinidamente.



3. El mito de la vagina dentada y miedo a la castración:



Hay varias culturas que tienen leyendas sobre mujeres con vaginas dentadas. El objeto de tales leyendas era disuadir a los varones de tener relaciones sexuales con mujeres desconocidas. El mito de la vagina dentada se alimenta del miedo a la castración. Según el psicoanálisis freudiano, los varones sufrimos angustia de castración durante los primeros 6 años de vida, especialmente cuando nos vemos embargados por el deseo edípico de matar a nuestro padre y follarnos a nuestra madre (con el consiguiente miedo a que papi nos descubra y nos corte la pilila). Hay madres que intuyen el conflicto edípico y amenazan al niño diciendo: "Pórtate bien o te cortaré la colita". También según Freud, la visión de los genitales femeninos durante la infancia acentúa la angustia de castración debido a que el niño entiende que la niña no tiene pilila porque ha sido castrada. Esta angustia de castración reaparece en la etapa adulta cada vez que la mujer a la que amamos se folla a otro macho. Es como si la hembra que nos pone los cuernos nos castrase. Pero el fantasma de la castración no es gratuito ni injustificado. La castración es tan antigua como la humanidad. Basta echar una mirada sobre la historia: eunucos, castrati, esclavos negros castrados, vencedores que castraban a vencidos, etc. La amenaza está ahí... El caso de los eunucos es particularmente interesante: Hombres castrados para servir a las concubinas de un harén. Es como si el hecho de servir a una mujer llevase ineludiblemente a la pérdida de pene y testículos. No es de extrañar, por tanto, que en las fantasías sexuales masculinas de dominación femenina (recordemos que el 70% de los varones tiene fantasías sexuales de dominación femenina), uno de los temas más socorridos es que la mujer castre a su marido cornudo para tener relaciones sexuales con un macho ciclado de gimnasio, al que ellas llaman "hombre de verdad" (en inglés "Real Man").

4. Miedo al poder procreador de los coños y trauma del nacimiento:

Una de las revelaciones más perturbadoras de la infancia es cuando nos dicen que los niños no vienen de París sino que salen de los coños. ¿Cómo? ¿De los coños? Y uno se visualiza ya mayorcito, con 4 ó 5 años, saliendo del coño monstruoso de una mujer gigantesca. Para la mentalidad de un crío es muy inquietante que los genitales femeninos tengan ese poder creador de seres humanos.



Además, todos hemos experimentado el trauma del nacimiento, todos provenimos de un coño en el que ya no cabíamos. Decía Otto Rank que el nacimiento es la fuente básica de ansiedad de los seres humanos. No sé si habéis tenido alguna vez ese sueño en el que vais por unos pasadizos que se van estrechando cada vez más hasta que tenéis que agacharos para pasar y llega un momento en que el pasadizo es tan estrecho que ni siquiera os cabe la cabeza y os quedáis encallados sin poder avanzar ni retroceder. Pues ese sueño es una reminiscencia del trauma del parto. En la etapa adulta ese miedo al coño-creador-de-niños parece desvanecerse, aunque sigue residiendo en lo más hondo de la mente y se reactiva cada vez que el condón se nos rompe o ellas se olvidan de la píldora. El solo hecho de que de un chumino salgan criaturas glotonas que pueden hundirte tanto financiera como emocionalmente debería ser razón más que suficiente para equiparar los coños al vampiro de Düsseldorf o al carnicero de Rostov.


5. Variedad de mucus y segregaciones vaginales:



¿Cómo no tenerle miedo a un órgano que segrega muchos más fluidos que nuestras humildes pollas? Las braguitas de las féminas se quedan totalmente empapadas al cabo de pocas horas de haberse duchado y cambiado. Los hombres necesitaríamos una semana entera para ensuciar los gayumbos tanto como ellas ensucian las braguitas en sólo 12 horas. Los coños segregan un amplio e inabarcable surtido de fluidos y mucosidades que hacen palidecer a nuestras pililas. Según las últimas investigaciones, un coño produce mocos F, mocos G, mocos L, mocos P2, mocos P6, mocos S, gránulos Z, sangre y coágulos menstruales, fluidos de las glándulas de Bartolino, fluidos de las glándulas parauretrales de Skene... Apabullante. Pensad que si una polla quedase atrapada en una vagina durante todo el ciclo menstrual, acabaría desintegrándose por el efecto corrosivo de los ácidos chochiles combinados. Pero es que el zumo de coño también tiene proteinas y minerales. Según un estudio de una universidad norteamericana, un varón en huelga de hambre que ingiriese tres vasos de fluidos vaginales al día podría sobrevivir indefinidamente gracias al altísimo aporte calórico y nutricional que hay en el jugo de coño. Ante el fuerte carácter mucoso y olfativo de los coños, no es de extrañar que los hombres nos veamos atenazados por el miedo más irracional. Porque a ver quién es el guapo que se atreve a poner la boca en la raja supurante de una fémina que lleve más de 24 horas sin ducharse y tenga ese abecedario de mocos ahí abajo. No, hay que asumir nuestra derrota en ese aspecto.

6. La aletoriedad de la micción femenina:



Si por algún extraño golpe del destino un macho se encontrase bajo el coño de una fémina a punto de recibir una lluvia dorada, a este macho le esperaría un infierno. La trayectoria del chorro es imprevisible. Nunca sabes por dónde te va a caer. La orina femenina brota hacia un lado, luego se divide en dos o tres chorros, luego se vuelve a unificar, luego cambia de trayectoria, te moja el pelo, la frente, los ojos, el pecho. Es humillante. Después del festival urinario, la vulva les queda totalmente empapada. Por eso ellas se limpian el coñito con papel higiénico después de mear, con ese ritual tan exquisitamente femenino de coger papel y doblarlo con delicadeza para secarse la vulva. Y eso en el mejor de los casos, porque como les dé por decirnos: "Límpiame el coñito con la lengua, cari", la cantidad de orina a lamer será interminable. Compárese esto con el chorro regular y previsible de los machos. A nosotros se nos ve venir. Es natural que ante una cloaca que micciona de forma tan aleatoria y traicionera, el macho no tenga otra que rendirse y pedir clemencia.

7. Miedo a la menstruación:



No hay duda de que una raja que sangra es algo cuanto menos inquietante. La sangre simboliza heridas, muerte, vampirismo. La mayoría de culturas y religiones (incluida la cristiana) relacionan la menstruación con la impureza y la infertilidad. En la tradición judía se abofeteaba a la hija en su primera menstruación. Las mujeres hindúes, durante la menstruación, se abstienen de los oficios religiosos. El autor romano Plinio escribía en su Historia Natural: "Aproximarse a una mujer en este estado [entiéndase menstruación] tornará el vino agrio, las semillas que sean tocadas por ella se volverán estériles, los injertos se secarán, las plantas se marchitarán y la fruta se caerá del árbol debajo del cual ella se siente." También se ha podido observar con la ayuda de la fotografía Kirlian que el aura de la mujer menstruante se torna oscura, densa y pútrida. Incluso hay una explicación científica para todo esto. Según investigadores de una universidad estadounidense, las mujeres menstruantes segregan unas toxinas (menotoxinas) que poseen un efecto inhibitorio sobre el crecimiento de raíces, tallos, brotes, levaduras, y afecta a las propiedades geotrópicas de las plantas. Si por algún extraño revés del destino un varón se encontrase bajo el coño de una fémina a punto de recibir una lluvia roja, debería saber que la sangre menstrual constituye un auténtico veneno para el organismo del pobre macho. La ingesta de un solo vaso de sangre y coágulos menstruales bastaría para dejar a un macho estéril de por vida. Ante este panorama, no es de extrañar que haya miedo a los coños. Muchas chicas se cuentan entre risitas que sus novios se marean cuando ven los manchurrones de sangre de su menstruación. "Qué delicados que son los hombres... Y nosotras tan campantes, jijiji". Son tremendas.


8. Vellosidad genital femenina y miedo a la mujer-mona:



Esto es un coño en su estado natural. Inquietante, ¿verdad? Los varones presentamos vello en el pubis, pero no en el pene ni en la bolsa escrotal. Sin embargo, las féminas presentan una espesa mata de pelo tanto en pubis como en labios mayores (que embriológicamente corresponden a nuestro escroto). Si pusiéramos en una balanza el vello púbico de las féminas (en estado natural) y el vello púbico masculino, el vello púbico femenino pesaría unos cuantos gramos más. Vamos, que hay más pelo en los coños de muchas mujeres que en la barba del señor de mi avatar. Por eso las mujeres intentan por todos los medios, mediante depilación, rasurado y demás artificios, que no nos percatemos de que ellas están más cerca del mono que nosotros y que, por tanto, su sexualidad es más primitiva y salvaje que la nuestra. Ante esta imagen de los genitales de la mujer-mona, no es de extrañar que exista un miedo ancestral equivalente al del hombre cazador-recolector frente al mamut lanudo.



Si alguien conoce más peligros inherentes a los coños o más motivos por los que deberíamos temerlos, que tenga la bondad de exponerlos aquí. A ver si nos metemos ya en la cabecita que los coños tienen un poder espantoso y que toda precaución es poca.

Neutral Malvado VIII - Respeto al cunnilingus

Chupar coños es una de las prácticas más anheladas por muchos hombres. Sin embargo, muchas mujeres hoy en día se quejan de que no les comen el coño lo suficiente. ¿No os parece incongruente? Los hombres mataríamos por comer coño fresco y ellas se quejan de que no se lo comemos... Absurdo. Cuando te encuentras ante una paradoja de este tipo, lo primero que hay que hacer es dudar de la palabra de la mujer, pues son ellas las expertas en autoengaños, hipocresía y deshonestidad. Así pues, ¿es falso que ellas desean que les chupemos el coño? La respuesta es: sí y no, como todo lo que se refiere a hembras humanas.




El problema es el de siempre: una mujer no es un ser unidimensional y monolítico, sino que tiene una naturaleza dual y contradictoria, debido a que su cerebro está compuesto por tres unidades: el cerebro reptiliano, el intermedio y el superior o racional. Si bien los registros más primitivos de su cerebro le hacen desear la boca del macho estimulando su sexo, en el cerebro racional se hallan dos fuerzas contrapuestas a las que ninguna mujer puede sustraerse:

1. Por un lado, la cultura de la culpa, tradicionalmente alimentada por la moral judeocristiana, que en las mujeres está mucho más arraigada. El mito fundacional de la biblia ya empieza por recordarle a las mujeres que, como descendientes de Eva, son culpables de la caída, instigadoras del pecado, débiles y sucias comedoras de manzanas prohibidas. Muchas mujeres aun hoy en día tienen una percepción negativa de su vagina y la consideran casi como una cloaca infecta. Para que veáis hasta qué punto esto es cierto; las mujeres que se someten a terapia sexológica para tratar la falta de apetencia sexual, cuando se ponen de cuclillas sobre un espejo en el suelo para que vean su vagina reflejada en él, se sorprenden al descubrir que ésta es de color rosado y no de color negro como ellas creían. Así pues, para este tipo de mujeres (que siguen siendo la mayoría en mayor o menor medida), el hombre que baja al pilón se convierte automáticamente en un ser repulsivo que bebe directamente de la cloaca infecta.

2. Pero por otro lado está la cultura hedonista contemporánea, las doctrinas feministas posmodernas y la ética feminazi de "Cosmopolitan" y "Sexo en Nueva York", que también hacen mella en las mujeres de hoy en día. Dichas corrientes de pensamiento las invitan a creer que el cunnilingus es algo feminista y "guay". De modo que quejarse de que los hombres no les comen el coño se convierte en una pose política.

El problema es que las fuerzas del punto 1 chocan frontalmente con las del punto 2, de manera que una mujer desea que un hombre le coma el coño, pero cuando éste lo hace, no puede evitar perderle un poco de respeto. ¿Cómo tenerle respeto a un hombre que se ha rebajado a colocar la boca en su parte más infecta? "¡Se ha puesto a lamerme ahí abajo, con lo que apesta cuando llevo 24 horas sin ducharme, con la de sangre y coágulos que salen de ahí cuando me viene la regla!", piensan ellas. Sí, es cierto que este sentimiento atávico luego es contrarrestado (hasta cierto punto) por la cultura "Cosmopolitan" que les dice que el sexo oral es algo bueno y natural, pero de momento ya tienen una fuente de conflicto más.

Así pues, no es descabellado decir que, para la hembra humana, el hombre pierde valor y respetabilidad cada vez que le come el coño. Aunque sólo sea un poco. Pero lo pierde. Y esto viene corroborado por un estudio reciente:

Según un estudio de una universidad canadiense, los matrimonios que practican sexo oral tienen una esperanza de vida menor que los matrimonios que no lo hacen. El estudio fue realizado sobre más de un millar de matrimonios de Ontario, y se encontró que los matrimonios donde el hombre le practicaba habitualmente el cunnilingus a la mujer, terminaban antes de los 7 años en un 72% de los casos. Los matrimonios donde la mujer le practicaba felaciones al marido, mientras que el marido no le hacía el cunnilingus, terminaban antes de los 7 años en un 65% de los casos. Sin embargo, los matrimonios donde ambos cónyuges declaraban no tener sexo oral, sólo se rompían antes de los 7 años en un 28% de los casos! El estudio demostraría, contrariamente a la creencia popular, que el sexo oral es un factor desestabilizador.

Lo que me ha dejado más estupefacto es que los matrimonios donde él le come el coño a ella tienen menor esperanza de vida que los matrimonios donde ella le chupa la polla a él. Eso refuerza mi sospecha de que las mujeres te van perdiendo el respeto poco a poco a medida que les comes el chumino. Otra explicación: los hombres con más apetencia por el cunnilingus que por la mamada suelen tener el pene más pequeño, de modo que es lógico que ellas se cansen de su micropene y les acaben pegando una patada para irse con un rabo alfa de 20 cm.