lunes, 23 de agosto de 2010

Neutral Malvado XIII - Muerte en pareja

Cuidado con este tema, porque las mujeres te suelen coger asco cuando enferma o se te muere un familiar querido.

En primer lugar, la enfermedad o muerte de un familiar querido deja una impronta en tu mundo afectivo que se traduce en una nueva manera de plantear la relación de pareja. Al enfermar un familiar, se acentúa tu miedo a la pérdida y empiezas a valorar más lo que tienes, de manera que es fácil empezar a volcarse más en la novia, darse cuenta de lo importante que es para ti, compartir con ella tu aflicción... Craso error. Las mujeres aprovecharán esa muestra de debilidad masculina para cogerte asco e irse con otro tío que no tenga a nadie enfermo o al que no le duela la muerte de nadie.

A mí esto me pasó con mi ex; al morir un familiar cercano mío, yo estuve un par de meses bastante afectado (era la primera vez que perdía a alguien cercano), y empecé a valorar más la relación con ella y a mostrarme más afectuoso de lo habitual. Ingenuo de mí... Aquello fue la sentencia de muerte de la relación. Según me enteré más tarde, ella empezó a cogerme asco a partir de ese momento.

Yo os lo digo para que vayáis con cuidado: si tenéis pareja y se os muere un familiar querido:

1. Al entierro no vayáis con ella, porque si ella os acompaña, empezará a relacionar vuestra cara con ataúdes, nichos y coronas de flores. Quedaréis asexualizados al 100% y os cogerán asco.

2. Si puede ser, cortad con ella inmediatamente. Ni se os ocurra transferir sentimientos de pérdida o miedo a la muerte sobre ella ni os empecinéis en valorarla más so pretexto de que "ahora me doy cuenta del valor que tiene la vida y lo importante que es la gente que te quiere". Cortad con ella, ya os ha cogido asco.

3. Si no queréis cortar por aquello de que "un chochito es un chochito", ni se os ocurra compartir con ella vuestro dolor. No soportan la debilidad masculina. No soportan ver vuestra decadencia reflejada en la muerte de vuestros familiares. No soportan ninguna imperfección que no encaje con su mundo de color rosa. Que se te muera un familiar "les da mal rollo", les recuerda que también van a morir los suyos, y las niñas no quieren malos rollos.

Aquí lo único que cuenta es que el novio es un llorón y es muy dependiente, y eso las agobia y les da mal rollo. Y así piensan la mayoría de nenitas hoy en día. Semejante nivel de egoísmo y amoralidad femeninos no se había visto en la vida. Ya no queda nada de la tradicional compasión femenina. Nada de empatía. Nada de abnegación. Todo eso se ha esfumado. La mujer contemporánea es un chochito hedonista en busca de diversión que no quiere saber nada de problemas ni de malos rollos. Y la verdad, no me extraña que los tíos que las conocen sólo las quieran como follamigas y las usen y tiren como a un kleenex. Porque para tener de pareja a estas alimañas hay que tener estómago.

La líbido masculina es muy fuerte, mientras que la líbido femenina es frágil y quebradiza. En las mujeres, cualquier fallo del varón se traduce en rotura de líbido. Cualquier imperfección, cualquier nota discordante, cualquier error que no encaje con la película de Hollywood que las tías tienen montada en su cabecita, deriva en asexualización del macho. Si tu novia se tira un pedo, tú la asexualizas durante 1 minuto (o en algunos casos hasta te excitas), pero al cabo de 1 minuto, la sigues deseando y queriendo. Si tú en cambio te tiras un pedo, ella te asexualiza durante todo el día. Si la madre de tu novia se muere, tú la asexualizas durante un par de días, pero al cabo de ese lapso de tiempo, tu líbido recupera niveles normales y sigues deseándola y queriéndola. Si en cambio muere tu madre, tu novia te asexualiza durante 2 meses enteros (aunque ni ella sea consciente de ello). Y pobre de ti que durante ese período quieras acercarte a ella, porque entonces ya no sólo te asexualiza, sino que te coge asco (aunque ni ella sea consciente de habértelo cogido).

Sobre el tema de cometer errores. Volvemos a lo mismo. Vamos a ver, en primer lugar, TODOS cometemos errores. La vida es una concatenación de errores. En la vida de toda persona, 9 de cada 10 intentos son errores. La diferencia vuelve a estar en la forma de encajar los errores de cada sexo:

Si el varón comete un error, ella le asexualiza. Si ella comete un error, el varón no sólo no la asexualiza, sino que hasta le parece más adorable. Ahí está la diferencia entre sexualidad masculina y femenina. Ellas pueden cometer mil errores, que nosotros siempre se los disculparemos. No sólo eso, es que además nos parecerán más femeninas por cometerlos. En cambio, si nosotros cometemos un error, nos asexualizan. Así de simple.

Pero incluso en el caso de que existiera un hombre cuasi perfecto que sólo cometiera un error al año, ese único error, a la tía que estuviera con él, le parecería tan imperdonable que lo dejaría ipso facto por otro tío menos perfecto. Es más, es que si existiera un hombre 100% perfecto que jamás cometiera un error, ellas también lo dejarían so pretexto de que "es demasiado perfecto y yo necesito a un impresentable para sentirme mujer".

Así que no, no es una cuestión de haber cometido errores. Es una cuestión de que nosotros perdonamos la imperfección femenina y ellas no perdonan la imperfección masculina. Es más, ellas no perdonan ni la imperfección masculina ni la perfección masculina. Es más, ellas no perdonan la condición masculina. Es más, ellas no están programadas ni para perdonarnos, ni para amarnos (me refiero a amarnos de verdad, incondicionalmente). Están programadas para utilizarnos en su agenda reproductora en pos de la maternidad. Sólo pueden amar de verdad a sus hijos. Y ya sólo por eso podemos disculparlas. Eso sí, no os fiéis un pelo de aquéllas que no sean vuestras madres.