miércoles, 27 de abril de 2011

Wetamir XXXII - Generalizando

Creo que podemos generalizar mas al hablar de la mujer, creo que podemos despojarla de una ideología precisa y estructurada porque básicamente la complejidad conceptual no va con ellas.
A mi modo de ver una mujer es como la versión primitiva, carente de civismo, compañerismo, educación, sentido del deber, mesura, autocontrol y cualquier atisbo de auténtica empatía de un hombre.
Todo aquel pensamiento profundamente egoista, interesado, materialista, competitivo y mezquino que nosotros podemos concebir en el rincón mas oscuro de nuestra mente, es en la mujer un ensordecedor estruendo hormonal que debe ser satisfecho al instante.

Partiendo de ahí es cuando el comportamiento de la mujer se hace mas comprensible. Las grandes pinceladas son muy parecidas a las de cualquier comunidad de chimpancés. Obediencia y total dependencia de un grupo, la manada lo es todo. integrarse, pertenecer y lograr poder dentro de la manada, sin cuestionar jamás la naturaleza de esa estructura es algo completamente femenino.



No hallarás en toda la historia una sola figura de una mujer rebelde, como mucho alguna que picoteó fuera de su parcela, alguna que rompió un corpiño que la asfixiaba, entró en un gremio clasista o logró la hazaña de igualar a cualquier hombre en alguna tontería, todo en búsqueda de un beneficio propio y material.

Pero realmente replantearse el mundo en el que vivía, cargar contra los líderes de su entorno, liderar una línea de pensamiento que cambia la sociedad... eso no ha sucedido, pero es que eso no va a suceder jamás.
La mujer teme por encima de todo no encajar, rebelarse contra el grupo no entra en su cabeza, sacrificar su estatus o cualquier placer mundano en pos de un ideal superior es inconcebible. Una mujer puede quejarse de su jaulita de oro, pero no saldrá por su propio pié en su puta vida.

La mujer, como ejemplo manifiesto de todas las debilidades del hombre, piensa y actúa con todos los vicios y carencias que arrastramos desde siempre.
El machoalfismo no viene a ser sino la versión sexual de la necesidad del esclavo por un buen amo. Es lo mismo que le pasa a la humanidad con las religiones, la necesidad espiritual de alguien superior, un proveedor supremo al que entregarse y que cuide de nosotros.

Es el camino fácil. No pensar. Toda mi vida y mi calidad de vida y las circunstancias de mi vida son por voluntad de ÉL, no por mi, ni lo que yo haga, ni lo que yo piense, la fé lo es todo, la rebeldía es la perdición. Esto está grabado a fuego en sus cabecitas.


¿El sentido de nuestra sociedad es consumir para que la economía se sostenga? Allá va la nena el primer dia de rebajas a dejarse todo el dinerito suyo y el de su pringadito.
¿Dicen que ser delgada es ser mejor? Allá va la nena a vomitar al baño, porque se siente como una cerda por haber comido una hamburguesa.
¿La familia real es un orgullo para España? Allá va la nena a dejarse las manos aplaudiendo al Rey, que trabaja mucho, y comentar lo guapa que va Letizia, que mira que ha llegao a lo mas alto.
¿Toca tener piso en propiedad? Allá va la nena derechita a hipotecarse ¿Toca tener niños? rapidito el bombo que su amiga fulani le gana por dos meses
¿Ahora Zapatero mola? ZP es el mejor ¿Ahora Zapatero no mola? Es un mierda y ganó las elecciones gracias a Bin Laden.

Todo pensamiento es fruto de la marea masiva de lo que piensan los demás, no conciben un solo pensamiento propio y mucho menos se plantan ante las adversidades creyendo en ello.

-"Me gustan los hombres seguros de sí mismos." Evidentemente, hija, alguien tendrá que estarlo.

Neutral Malvado XV - Nazi Pussy

No sé si os pasa lo mismo, pero siempre he asociado la conducta sexual de las mujeres con el nazismo.

Veamos algunos puntos en común entre nazismo y sexualidad femenina:

Eugenesia: Desengañémonos, un coño es como un campo de exterminio nazi en versión rosa. El coño está permanentemente tasando la calidad genética de los machos de su entorno. El coño sopesa, califica, descarta y selecciona a los machos más aptos para la reproducción. La posible descendencia de los machos que el coño considera "no aptos" es erradicada mediante la sentencia: "tú no eres lo suficientemente hombre". Cada vez que un coño nos descarta, está condenando a nuestros espermatozoides a caer en superficies infértiles (papel higiénico, calcetín acartonado de las pajas), nos está condenando, en suma, a morir sin descendencia, a morir doblemente, pues quien muere sin hijos muere doblemente. Un coño está continuamente exterminando los genes de los machos de su alrededor. Cada vez que una mujer nos descarta, nos extermina con aséptica frialdad nazi.

Veto a los discapacitados: Relacionado con el punto anterior. Un coño nunca le permitirá a un discapacitado que se corra en su interior. El coño es inflexible con los discapacitados. Implacable. No hay que ser muy retorcido para relacionar esa negación del derecho a reproducirse de los discapacitados con el programa nazi de eutanasia Aktion T4 y la infame expresión "vidas indignas de ser vividas" (Lebensunwertes Leben).

Supremacismo racial ario: No basta con privar de la reproducción a machos de bajo rango o discapacitados: las mujeres quieren a machos arios. Incluso las asiáticas mojan las bragas por Brad Pitt o Hugh Jackman o las negras prefieren al mulato con sangre blanca que al negro mandinga del Senegal.

Cianoftalmofilia: (del griego cian, azul; oftalmo, ojo; y -filia). Se trata de la atracción erótica o sexual que sienten las mujeres hacia hombres con los ojos azules. Tal atracción da lugar a situaciones absurdas como por ejemplo que machos de bajo rango con los ojos azules se hinchen a follar sólo porque ellas les encuentran una mirada irresistible. He visto a verdaderos mindundis, absolutos ceros a la izquierda en lo que a masculinidad se refiere, jactándose con aire autocomplaciente de lo mucho que follan, cuando es evidente que esos mismos tíos no se comerían un rosco si tuvieran ojos marrones. Huelga decir que las mujeres, como los científicos racistas nazis, catalogan a los hombres de ojos azules como superiores y más merecedores de pasar sus genes a las siguientes generaciones. Véase el caso Álvaro Muñoz Escassi, un tío insulso y bobalicón por el que una docena de furcias sin dignidad se tiran de los pelos en un programa de televisión. ¿Tendría el mismo éxito con los ojos marrones? Lo dudo.

Idolatría y adoración ciega al Führer (macho alfa): Se dice que muchas mujeres alemanas encontraban a Hitler irresistible y se sentían tremendamente excitadas, casi al borde del desmayo, ante su presencia. Esto guarda un claro paralelismo con el fenómeno fan que tan extendido está entre niñas y adolescentes. ¿Quién no recuerda a sus compañeras de colegio mojando bragas con los führers de la revista SuperPop? O quién no ha visto a zorritas histéricas idolatrando al protagonista de la saga Crepúsculo o mojando bragas cuando Cristiano Ronaldo sale del autocar.



Serían capaces de vender a su padre o de firmar la sentencia de muerte de todos los discapacitados del mundo con tal de poder comerle la polla a estos führers del nuevo milenio. Ellas, como los alemanes de los años treinta, se ponen de acuerdo a la hora de nombrar a unführer o macho alfa, y una vez han sentenciado "ése es el macho a adorar", lo adoran todas a una, como un rebaño sin criterio. Pocas escapan a ese pensamiento único.

Permeabilidad a la propaganda goebbeliana: La mayor parte de los anuncios de la tele van dirigidos a mujeres. Esto no sólo se debe a que ellas se encargan de hacer las compras, sino también a que la mujer es un target mucho más influenciable por las triquiñuelas de los discípulos de Goebbels. Hay estudios al respecto, muy silenciados por el lobby feminazi y los adalides de la corrección política, que demuestran que la mujer es bastante más influenciable por los mensajes publicitarios que el varón.

Uniformidad en la vestimenta: A los nazis les gustaban mucho los uniformes. A las mujeres, también. Todos hemos oído a mujeres decir que sienten una excitación ancestral ante un desfile militar, o ante el policía que les pone la multa, o ante los bomberos que salen de un edificio en llamas. También a ellas les gusta vestir de forma uniformada mediante lo que dan en llamar "ir a la moda" o "estar a la moda".

Gusto por los grandes falos:



El cohete V-2, desarrollado por Werner Von Braun.

Las mujeres, como los nazis, adoran los falos grandes. Un falo grande simboliza el poder, el yang, el principio activo, y tanto hembras como nazis idolatran el poder fálico. En la simbología nazi podemos encontrar multitud de símbolos fálicos: los cohetes de von Braun, los cascos de los soldados, la obsesión con las pollas circuncidadas judías (más grandes que las pollas arias), etc. Las mujeres, por más que lo nieguen, también mojan las bragas ante un buen falo.

Gusto por lo kitsch: La simbología nazi está llena de mariconadas a cual más cursi: esvásticas, brazaletes, broches, collares, uniformes de diseño. Todos sabemos que a las mujeres también les encanta la quincalla de diseño.

Afición por el ocultismo y la astrología: Mucho se ha escrito acerca de la afición de los nazis a la astrología y al ocultismo. Algunos de los altos dirigentes nazis (Himmler, Rudolf Hess, el mismo Hitler) eran aficionados a estas zarandajas y miembros de la Sociedad Thule. Una ideología en la que predomine la pasión, la demagogia y el porqueyolovalguismo (nacionalismo) siempre reservará un lugar privilegiado a estupideces como el tarot, la astrología o la adivinación por runas vikingas. De ahí que las mujeres, como los nazis, le den tanto crédito a los horóscopos o al tarot.

Amor por los perros: Conocida es la adoración que tenía Hitler por su pastor alemán Blondi. Las mujeres también sienten adoración por toda clase de animalitos y mascotas. Puede que sea por un instinto maternal insatisfecho, o por querer manipular a su antojo a una criatura indefensa a merced de sus caprichos y arbitrariedades, el caso es que no conozco mujer que no quiera tener una mascota a la que dominar mediante racionamiento de comida y extorsiones sentimentales de toda índole.

Anorexia: Relacionada con el racionamiento de comida. Cualquier ser humano sometido a una mente femenina, sea ella misma u otra persona, corre serio peligro de acabar padeciendo anemia, anorexia o muerte por inanición. La mujer moderna tiene una necesidad enfermiza de controlar las calorías que ella y los suyos ingieren a lo largo del día (se observa asimismo una sustitución de la ingesta de alimentos por la de penes erectos con el fin de conseguir réditos de toda clase). Alarmante también la tendencia femenina a sustituir comida por cigarrillos, en una peligrosa inversión de los valores nutricionales donde se cotiza más el paquete de tabaco que un buen plato de lentejas, lo que no es difícil de relacionar con el pérfido oficial de las SS que, cigarrillo en boca, observa con frialdad a los judíos famélicos en el campo de exterminio.

En fin, no me digáis que los chochos no son nazis, porque yo lo veo clarisísimo.

(Siempre he pensado que si algún dictador o megacorporación quisiera instaurar un régimen totalitario a nivel global, la mejor jugada sería tomar el control de la reproducción humana yerradicar el sexo masculino. Una sociedad compuesta únicamente por mujeres sería profundamente sumisa y jamás se rebelaría contra el poder totalitario...)

domingo, 24 de abril de 2011

Wetamir XXXI - Dios es malvado

Si, sois unas víctimas de la ostia ahora. Sufrís mucho, qué mal lo pasais, de verdad.

Que malos son todos y que cabrón Dios (que debe ser hombre) para no recompensar vuestros esfuerzos diarios con decenas de übermensch llamando a la puerta con nada mejor que hacer que procurar VUESTRA felicidad. Ya sea con bienes materiales o con la satisfacción inmaterial de una entrega total a vuestros caprichos y deseos. Un campeón total, muy por encima de todo lo conocido, algo apreciable a simple vista.

Que sea inmensamente inteligente pero nunca pedante.
Que sea atractivo pero no tan guapo como para que se os vea como a una mierda a su lado.
Que todas las mujeres del mundo quieran follárselo pero que él jamás lo haga con ninguna otra.
Que sea rico, asquerosamente rico pero que esa riqueza provenga directamente de su genio y de un trabajo glamouroso y creativo.
Pese a que su trabajo te tiene en una montaña de lujos, él ha de poder cancelar su agenda para dedicarte el dia a tí, que te lo mereces y lo sabes.

Y sobre todo, que todo salga de él sin tener tú que pedírselo jamás. Que intuya lo que quieres y aparezca materialmente en tus manos antes incluso de que sepas lo que querías.

Que cabrón Dios con vosotras, de verdad, malo, malo. puto misógino machista opresor putero falócrata de mierda.

Con lo que cuesta levantarse cada mañana y convivir con esos hombres no aptos que no deberían tener acceso ni al mismo aire que vosotras, de verdad, solo por aguantarlos deberíais recibir esa recompensa que os habeis ganado.



Jamás en vuestra puta vida sabreis lo que es la frustración sexual, el no poder follar cuando quieres follar, el no poder sentir un cuerpo cuando lo necesitas, jamás. Que no te toquen en años. Ninguna mujer pasa por eso. no os teneis que esforzar por nada, todo os viene regalado. No os atrevais a llamar soledad esa suerte de insatisfacción que teneis con el noviete ausente de turno.
No me vale nada de lo que digais Vivís en otro mundo.

Wetamir XXX - Pagahijos

Abro hilo para hablar del asunto porque aún creo que pueden existir puntos de vista bastante opuestos.
Esto tiene una estructura triangular así que presentemos a los vértices de este triángulo, los perfiles que provocan esta situación.


Madres solteras. La mayoría chavalitas que se pillaron jóvenes del malote de turno y quisieron retenerlo quedándose preñadas. En un alarde de modernidad, chupismo, ego descomunal y nulas espectativas laborales fruto de su ineptitud natural, la niña decide tener al bebé convencida de que el padre se hará cargo o que vendrá Brad Pitt dispuesto a mantenerlo porque ella lo vale mucho.


Malote macho alfa. El padre de la criatura. Tiene clara la idea de que tiene algún crío por ahi, ya el concretar dónde y cómo sucedió le cuesta porque iba "todo ciego". Así como para la madre soltera aquella noche fué única para él fué otro Jueves de marcha.


Pusilánime nerd. El caso es que con veintitantos años lo mas bajo que se puede caer es ser un pagafantas, pero con treintaytantos la cosa sube el nivel de gravedad y surge la figura del pagahijos.

El pagahijos es el GRAVE caso del hombre que por recibir un poco de cariño y la necesaria ración de sexo, acaba manteniendo a la madre soltera y a su bastarda prole.

Esta subespecie de pagafantas ya maduro está proliferando cada vez mas debido a las redes sociales. Cualquier panchita, choni o cerda rural que aún conserve un poco de atractivo descubre en semanas que hay tios realmente débiles y desesperados en la ciber rec.

Fijaos bien, se les reconoce fácilmente. Estás en una cafetería y ves a un tipo de treintaytantos pero que viste como un veinteañero haciéndole cucamonas a un ente baboso de carnes rosadas. Cada vez que consigue que el nene sonría, erupte o haga un ruido él busca la mirada de la madre y su aprobación.
Ellas suelen tener una mirada de superioridad y algo de asombro ante el poder sobre el sexo opuesto recuperado.

Dentro ya de lo humillante de la situación, considero que el combo: panchita, varios hijos ajenos y ninguno propio, boda y divorcio seguido de super pensión chupasangre es lo peor que le puede ocurrir a un hombre en vida, directamente.

Pero a lo mejor me equivoco, a lo mejor resulta que las madres solteras son un terreno fértil para conseguir sexo fácil y que son unas cachondas de la hostia todas. a lo mejor algún lector se las beneficia sin daños posteriores y me hallo en un error.

Wetamir XXIX - Piqué Shakira & Cia.

Me da por pensar que el Piqué este, este endiosado millonario en calzoncillos que le pega pataditas a un balón todos los findes, se ha enrollado con la Shakira porque la mona vendida esta ya viene forrada.
Así que la duda de si es una PUTA mas de las que se le acercan todos los putos días a ver si rebañan algo y sacan tajada queda resuelta ya. Por dinero no será.

Porque aquí se habla mucho del "eres misógino porque no follas" y tal, pero os aseguro que cualquier jugador de fúcbol es inevitablemente MISÓGINO DE COJONES a la fuerza. Porque aquí hasta el inútil mas subnormal que juega en primera se tiene que quitar las zorras de encima con descargas de taser.
Un jugador de fútbol de primera división, en este país, contempla cada día lo peor de las mujeres, como estar en "mujeres y hombres y viceversa" perpetuo, en dónde hordas de auténticas cerdas se tiran de los pelos y buscan como sea un chorrazo de semen del que sacar provecho ya.



Un tio de estos tiene que llegar a tener absoluto desprecio por las hembras, que saben que sólo pretenden parasitarle. Lo cierto es que debe ser dificil follar tranquilo si eres uno de estos. Recordemos a la uberzorra que guardó un lechazo de Boris Becker en sus fauces tras una mamada para luego tratar de inseminarse la semillita y chupar una pensión.
Si te pasa algo así ¿con qué cara vas a mirar a las mujeres? joder.