viernes, 3 de febrero de 2012

Nicolopaganini I - El varón domado traducido

El varón domado, de Esther Vilar, traducción en azul.


Un hombre tiene que ser capaz de protegerme

Un hombre tiene que ser capaz de protegerme de todas las incomodidades. (¿Y de qué iba a
protegerla, si no? ¿de los bandidos del desierto? ¿De la guerra atómica?)

Quiero sentirme tranquila y cobijada junto a un hombre.

Quiero que no me moleste por nada del mundo con preocupaciones económicas.

Un hombre tiene que ser superior a mí.

Para que yo lo tenga en cuenta, un hombre tiene que ser más inteligente, más responsable, más
valiente, más fuerte, más trabajador que yo. Si no, ¿para que me iba a servir?

Si mi marido me lo pidiera, renunciaría a mi profesión sin vacilar.

En cuanto mi marido gane bastante dinero, dejo de trabajar.

Lo único que deseo es hacerlo feliz.

Me esforzaré lo posible para que nunca descubra cómo me aprovecho de él

Estoy dispuesta a descargarle de todas las preocupaciones mezquinas.
Haré lo imposible para que no se distraiga de su trabajo.

No quiero vivir sino para él.

Este que tengo tendrá que trabajar sólo para mí.

No viviré ya, más que para mi familia.

Nunca más en la vida volveré a trabajar, que se las arregle él

No me interesa para nada la emancipación de la mujer.
¡Como si fuera idiota! ¡Que él trabaje para mí!. ¡Es su obligación!.

¡A pesar de todo, vivimos en la época de la igualdad ante la ley!

¡Que no se crea que por ganar el dinero, el decide!

Para estas cosas soy muy torpe.

Este trabajo me lo tiene que hacer él. ¿para que está?

Mi marido sabe de todo.

Lo uso para todo, y lo puedo aprovechar como diccionario.

Cuando dos se quieren de verdad, no necesitan la bendición desde el primer día.

Todavía se resiste un poco, pero en la cama lo convenzo.

Neutral Malvado XVI - El fuero interno

Está claro es que las mujeres ni siquiera intuyen el esfuerzo titánico que hace el macho para seducirlas. Y digo esfuerzo titánico porque el macho, durante la fase de cortejo, tiene que disimular su discurso interno de corte misógino-pornográfico y adoptar un nuevo discurso romántico couple-oriented que agrade a la hembra. Tal impostura, tal desdoblamiento de la personalidad, produce, en la mayoría de machos, un estrés insoportable durante la fase de cortejo que hace que muchos ni siquiera tengan fuerzas para intentarlo. De ahí el hastío masculino a la hora de jugar al "puto juego".

El problema se agrava con la actual omnipresencia de la pornografía y de foros como éste donde se potencia este discurso interno masculino, inherente a todo varón, del "qué putas que son y cómo la chupan las muy guarras".

Ya lo dije una vez, la fase de cortejo para el varón es un terreno pantanoso, porque uno tiene que venderle a la hembra esta idea:



Mientras está pensando en ésta:



Y tiene que insinuarle que ambos vivirán esto:



Cuando él sólo está pensando en esto:



Y así sucesivamente...

Lo que nunca deja de sorprenderme es que la gran mayoría de mujeres, en su egocentrismo típico y su falta de interés por el sexo opuesto, ni siquiera sospechan cuál es la verdadera naturaleza sexual del varón. Yo he visto a conocidos ligando con tías vendiéndoles la moto de la relación romántica con un cinismo que se detectaba a la legua, tíos a los que se les ve a salidez en cada mirada, cada gesto y cada palabra, y ellas convencidísimas de que Fulanito "es un buen amigo" y "es un xico muy romántico". Y tú te partes el culo porque has escuchado a Fulanito en ambientes de camaradería masculina hablar de ella en términos de "esta tarde he quedado para follar con esa guarra" y cosas así.

Ahora bien, también aclaremos, que el discurso misógino-pornográfico del macho en ambientes de camaradería masculina no es más auténtico que el discurso romántico que utiliza en sus relaciones con hembras. Ambos tienen su parte de verdad y ambos tienen su parte de exageración. Lo que digo es que el macho tiene que lidiar con un "doblepensar", con un desdoblamiento de personalidad y una escisión de la mente que la hembra se ahorra, porque ella, como poseedora del COÑO, es el centro del universo y es el macho quien se tiene que plegar a sus necesidades. Porque somos nosotros los que siempre tenemos que amoldar nuestro discurso al suyo (en la fase de cortejo, se entiende, que es la única fase que como machos nos interesa), por no hablar de las dosis ingentes de auto control y auto observación que uno debe aplicar para que la hembra no salga pitando al conocerte.

Wetamir XXXV - Envejeceis

A las mujeres envejecer les jode muchísimo mas que a un hombre, eso las hace una putas amargadas de mierda.

Hay que darse cuenta de que para una mujer la belleza lo es todo, envejecer es perder la belleza, perder el poder. Daos cuenta de que una niña bonita vive una vida muy distinta a la vuestra desde que le salen las tetas hasta que empieza a arrugarse. Todo ese éxito social, esas babas de cercanos y desconocidos, esa atención y consideración hacia lo que ELLA diga, haga o insinúe se va a la mierda poco a poco.

Así como al hombre los años le hacen mas rico y su patrimonio crece, una mujer guapa solo pierde pierde y pierde. Un hombre se recubre de experiencia y su vida es lo que hace, una mujer es lo que consigue por lo bonitas que son sus tetas.
Al hombre se le exige todo por cojones, a dar el callo desde crio. Solo obtiene respeto superando a los demás. Hacer dinero, destacar, prosperar...

Una mujer es otra cosa mucho mas parasitaria. Fijaros en los ejemplos de mujeres de éxito, sus modelos a seguir son de traca. Guapas, guapas y mas guapas cuyo mayor logro es casarse con un rico. Luego hablan de machismo y de lo malos que somos todos pero sus aspiraciones son de una mezquindad insultante y aquí nadie dice nada.

Una vieja amargada por no haber sabido rentabilizar su físico, rodeada de niñas de 20 años que aún tienen oportunidad de sacar carretillas de babas a cualquier tio, eso es un animal peligroso.

Mi abuela por lo visto estuvo buenísima en sus años mozos, ahora es veneno puro y no hay Dios que la aguante. He visto a mi abuela con otras viejas en una boda, puteándolas a todas porque ella era la mas guapa y aún le respetaban el rango. Todas con 80 años comportándose como adolescentes, cosa mas deprimente, joder.

Wetamir XXXIV - Defectos

Estoy hasta los cojones de que mis defectos me sean señalados todos los putos días con desprecio y afán recriminativo mientras que las mujeres pasan los suyos por alto el 99% de las ocasiones en que estos brotan con extrema evidencia.

Todas las tías que he conocido en mi vida han sido una torpes de cojones. Torpes de caérseles las cosas, torpes de tropezar y caerse con cualquier gilipollez, torpes de no apañarse y necesitar ambas manos para realizar cualquier tarea por mínima que esta sea.

¿Qué pasa cuando una tía comete una torpeza?
Dice: -"Ay! jo, es que soy una torpe ji,ji,ji..." Y a reír y a perdonar, porque ella es una chica ADORABLE y sus putos defectos son perlitas que la adornan y parte de su encanto.
Los defectos en las mujeres son como una banda sonora que tenemos que tolerar y aprender a apreciar.

¿Cómo son los defectos en un tío? les damos en mismo tratamiento. Claro que sí, desde el medievo cuando un tío no da la talla todo el mundo se lo perdona y le anima a seguir así, verdad? verdad? Los cojones.

A mí desde enano me dieron collejas cada vez que no rendía a pleno. Y cuando hay tías delante, jo-der, entonces todo dios a tratar de brillar y ser el mas cojonudo y si la tías ven que uno flojea se lo señalan con crueldad, con mala cara, a joder. En un tono que todos sabemos interpretar como: -"Espabila porque no te vas a comer nada ni conmigo ni con mis amigas a las que les voy a rajar mierda de ti."

Yo no tengo puta paciencia con los defectos de las tías a mi alrededor y así se lo hago saber.
-"Ay, se me cayó, se me cae todo Ji, Ji, ji..."
-"Joder, tienes dos manos, a ver si espabilas."
-"Es que soy una torpe, ji, ji, ji..."
-"No me vale que me digas que eres así y ya está. Corrígelo."
-"Pero es que me pasa sin querer."
-"Pues esfuérzate, cojones."


-"Eres el tipo mas maleducado del mundooo! Mereces un cáncer en los huevooooS!"

Ellas ni se han parado a pensar en lo que es ser un hombre. No pierden ocasión en contarnos lo durísima que es su vida, la reglita y los putis que son sus amigas, pero no les interesa saber de tus problemas o simplemente, tu realidad, en donde se te exige de verdad en todo.

Y si profundizamos en este tema y similares solo podemos constatar una jodida verdad: Ellas no son como tú, no se parecen en NADA a ti y su vida no ha sido como la tuya.

Ellas han gozado de tantos privilegios durante tantos años que ni se dan cuenta de lo que es ser tú, ni se han parado a pensarlo, ni les interesa meterse ahí.

No puede haber igualdad, porque solo redunda en el beneficio de estas aprovechadas egoístas y vacías hijas de puta. Empatía mis cojones, estas solo empatizan con su prole para ser aún mas ególatras.